Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Hardware

Hologramas: sellos que pesan mil ‘gigas’

Se trata de una tecnología con aplicaciones en la autentificación de documentos que ahora pasa a competir, en forma de disco, en el mercado del almacenamiento masivo de datos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 6 diciembre de 2006

La holografía fue
concebida como una técnica para mejorar las imágenes
del microscopio electrónico y rápidamente evolucionó
hacia otros usos, desde el artístico (Dalí realizó
exposiciones holográficas) al práctico. Hoy en día
se la usa para verificar la autenticidad de algunos billetes de banco
y pasaportes o para vallas publicitarias. Y muy pronto estarán
disponibles en el mercado los discos holográficos, iguales en
forma a los CD y DVD pero capaces de almacenar hasta 1 Terabyte (mil
Gygabites).

¿Qué es la holografía?

/imgs/2006/11/holo9.gif

La holografía es
una técnica fotográfica que consiste en grabar sobre un
soporte sensible a la luz (ya sea papel, ya sean superficies
semiconductoras como las memorias flash, o bien plásticos
fotosensibles como los de los discos
ópticos
) una imagen tridimensional. ‘Holos’ significa en
griego antiguo ‘completo’.

Para ello se utiliza un
rayo laser que graba microscópicamente las imágenes
sobre el soporte. De hecho, la holografía fue inventada por el
científico húngaro Dennis Gabor en 1947 para mejorar la
resolución de los objetos que se observaban en los
microscópios electrónicos.

Sin embargo, a partir de
los años sesenta la técnica se desarrolló muy
rápidamente y pasó a aplicarse a otros usos, como las
marcas de autentificación de algunos documentos y billetes, la
publicidad y, muy recientmente, han aparecido los discos
holográficos, con una gran capacidad de almacenamiento de
datos.

¿Cómo funciona?

La técnica
holográfica no es sencilla de explicar, pues sus fundamentos
mezclan campos como la óptica, la mecánica cuántica
y la electrocinética. Pero puede ejemplificarse comparándo
el efecto acústico ‘mono’ (monoaural) con el efecto ‘estéreo’
(estereofónico). En esta línea, cuando el sonido de un
reproductor de audio sale por un solo canal (monoaural) con toda su
variedad de voces y timbres, el oído humano lo escucha de un
modo compacto. Es decir, escucha toda la diversidad del sonido, pero
los timbres, tonos y distintas voces le llegan a la vez, dando un
efecto plano, como bidimensional.


/imgs/2006/11/holo3.gif

En cambio, si el mismo
sonido se distribuye por dos canales y se procura que uno de los
canales llegue al oído con un cierto desfase de tiempo (a
veces en cada canal se da más potencia a unos timbres que a
otros para aumentar el efecto) la sensación que tendrá
el oyente es de ‘volumen’ del sonido, de realismo y
tridimensionalidad. Le parecerá (o ese es el objetivo) que la
orquesta está en su salón.

Del mismo modo, pero con
ondas de luz en lugar de ondas acústicas, funciona la
holografía: se lanza la imagen de un objeto sobre una placa
fotosensible por dos canales, a base de dividir el rayo láser
que la transmite en dos: el primero llega de modo directo a la placa,
y lleva toda la información sobre el objeto, mientras que el
segundo viaja reflejado desde un espejo de modo indirecto, con lo que
llega con cierto desfase (se le conoce como ‘rayo referencial’).


/imgs/2006/11/holo2.gif

Este desfase hace que al
converger los dos rayos en el mismo punto sobre la placa, se produzca
una interferencia de ondas. Las ondas son sucesiones de picos y
valles irregulares: si las ondas interfirieran en fase, se
reforzarían, pero al interferir en desfase, se producen
efectos variados. Por un lado, cuando coincidan dos picos o dos
valles, las ondas reforzarán la imagen. Por otro, en los
lugares intermedios las ondas interfieren restándo potencia a
la imagen. Según a la altura de la onda en la que se
interfieran, restarán más potencia o menos.

Así, cuando una
persona ve un holograma (imagen holográfica), tiene la
sensación de estar viendo un objeto real, en tres dimensiones.
Esto se debe a que se produce una sensación de distancia entre
los distintos puntos del objeto que llegan al ojo. En realidad llegan
todos a la vez, pero como varían sus intensisades en función
de las interferencias que se hayan producido, se produce un efecto
óptico similar a la perspectiva gráfica (donde lo
lejano se pinta más pequeño y lo cercano más
grande).

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 3]
  • Ir a la página siguiente: ¿Para qué sirve? »

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones