Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Hardware

Tecnologías para la seguridad, ¿y para el espionaje?

Las nuevas tecnologías han impulsado grandes avances para la protección del hogar, pero también para el control de otras personas e incluso el espionaje ilegal

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 31 mayo de 2006

Las nuevas tecnologías han
favorecido el desarrollo de un campo que antes sólo era
creíble en las películas de James Bond. Hoy en día,
cualquier usuario puede fabricarse una instalación de seguridad
para su hogar comprando los componentes en Internet. Paralelamente,
los aparatos para localizar, identificar y rastrear personas también
han sufrido un fuerte impulso y sus precios han descendido hasta
ponerse al alcance del público. De este modo, lo que en
ocasiones se emplea con la intención de proteger (a un menor o
a una ciudadanía, por ejemplo) puede acabar convirtiéndose
en un control obsesivo y excesivo.

Seguridad al alcance de todos

Con una inversión menor a 300
euros, un usuario cualquiera puede obtener los aparatos necesarios
para instalar en su hogar un eficiente sistema de seguridad estándar
certificado por la empresa Securitas
Direct
en la gama ‘Iridium Line Hogar’.
/imgs/2006/11/securitas8.gif

El sistema constará, en primer
lugar, de una central microprocesada, que irá conectada a la
línea de teléfono y que será la encargada de
procesar las alteraciones en el estado electromagnético,
térmico y volumétrico de los sensores. Si dichos
sensores detectan una alteración, la central disparará
la alarma y, a la vez, dará aviso a la empresa de seguridad
que el usuario haya contratado, o a la policía.

/imgs/2006/11/securitas9.gif

Por otro lado está el teclado de
control vía radio, que se mantendrá conectado de modo
inalámbrico con la central y emitirá señales
hacia ella o las recibirá. A través de éste
también se podrán escuchar las voces de los empleados
de la empresa de seguridad en caso de alarma. También éstos
pueden oír lo que ocurre dentro de la casa gracias a que la
central recibe señal de voz por el hilo de cobre y la envía
por ondas de radio al teclado de control. El teclado de control sirve
también para activar y desactivar la alarma cuando se sale del
hogar o se regresa, y se sitúa preferentemente cercano a la
salida.

Los sensores son de dos tipos,
magnéticos y volumétricos. El kit básico está
compuesto por dos sensores volumétricos y uno magnético,
pero las proporciones se adaptan a las necesidades de cada hogar. Los
sensores volumétricos detectan cambios bruscos en el volumen
del aire de las habitaciones y también alteraciones bruscas de
la temperatura. Su objetivo es detectar si un cuerpo humano penetra
en su campo de control cuando el sistema está activado.

/imgs/2006/11/securitas10.gif

Los sensores magnéticos se
colocan en las puertas, generalmente en la principal, y se componen
de dos polos magnéticos que cuando están cercanos crean
un campo magnético estable. Uno de los polos se sitúa
en la puerta y el otro en el marco, de modo de si se abre la puerta
cuando el sistema está activado, el campo se rompe.


/imgs/2006/11/securitas11.gif

Cómo funciona un sistema éstandar

Tanto en el caso de los sensores
magnéticos como en el de los volumétricos, cualquier
alteración detectada se traduce en una señal de radio
enviada a la central microprocesada. Ésta dispara la alarma y
avisa inmediatamente a la empresa de seguridad.

Por supuesto, parece bastante
inevitable mantener un contrato con una empresa de seguridad que
supervise la instalación, realice el mantenimiento y acuda en
ayuda del usuario si es necesario. Y no sólo en caso de robo o
allanamiento; también si éste sufre caídas,
enfermedades o detecta incendios, existe en el teclado de control un
botón de ‘S.O.S’ que al ser presionado alerta a la empresa de
seguridad.

A partir de entonces, por simple
comunicación de voz, el usuario podrá dar instrucciones
para que se avise a un médico, a la policía o a los
bomberos. Un último componente que se recomienda tener a mano
en la casa es un control remoto, algo más grande que una
moneda de dos euros, que realiza las mismas funciones que el teclado
de control.

/imgs/2006/11/securitas12.gif

Existe, además, la posibilidad
de activar los sistemas por SMS o por Internet si el usuario lo
desea, aunque ello supone pagar una cuota más elevada o bien
tener mayores conocimientos para configurar una página desde
donde establecer el control dómótico.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones