Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Imagen y sonido

Vídeos digitales en Internet

Al igual que ha sucedido con las fotografías, los cortometrajes digitales invaden la Red

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 29 diciembre de 2005

Paisajes grabados desde la ventana de un coche, reuniones de amigos, bailes absurdos, caídas graciosas, parodias de políticos o ficciones elaboradas con una elevada carga irónica: todo vale en la nueva moda de los cortometrajes digitales que se alojan en Internet. Basta con una conexión de banda ancha y una videocámara para realizar estas piezas de corta duración que, en algún caso, han llegado hasta la antesala de los Oscar.

Sitios web para alojar y compartir vídeos

Una vez que el vídeo ha sido comprimido y editado con el contenedor multimedia, el resultado ya puede circular por la Red. Habrá, pues, que subirlo a Internet para que los demás usuarios puedan verlo. Para servir a este propósito, han aparecido en el último año numerosas páginas web destinadas a alojar vídeos digitales de realizadores amateurs. Su objetivo es albergar cuantos más cortometrajes mejor y compartirlos con los demás usuarios, en la línea del portal de fotografías Flickr.

Este tipo de sitios web funcionan de un modo muy simple, permitiendo cargar el vídeo a la página directamente desde la videocámara, o la tarjeta de memoria, y utilizando el ordenador solamente como puerto de acceso a la Red. Una vez subido, el cortometraje pasa a estar en exposición pública para ser sometido al juicio de la comunidad. Todos estos portales muestran, junto al vídeo, el nombre del autor y el título, además de permitir que los internautas expresen su opinión sobre la calidad de lo que están viendo: la valoración media varía de una a cinco estrellas. De este modo, los demás usuarios podrán tener una opinión sobre si merece la pena, o no, perder unos minutos ojeando el corto.


/imgs/2006/11/video2.gif

  • YouTube: Se trata de un portal muy parecido a las páginas sociales Flickr y Del.icio.us, tanto en la filosofía como en el modo de funcionar. Es un servicio gratuito que permite subir a la Red los vídeos (desde el disco duro del ordenador, la videocámara o el teléfono celular) siempre que pesen menos de 100 Megabytes, clasificarlos por etiquetas (tags) y albergarlos indefinidamente. Además, permite compartirlos con los amigos y tener una página personal para guardar tanto los vídeos propios como aquellos que al usuario le hayan gustado especialmente. Acepta los formatos .AVI, .MOV y .MPG, pero no otros. También permite sindicar los nuevos vídeos entrados a la página por otros usuarios mediante fuentes RSS.

  • Vimeo: Su funcionamiento y sus posibilidades son prácticamente las mismas de YouTube. Sin embargo, Vimeo añade la posibilidad de descargar los vídeos al ordenador, cosa que no es posible en YouTube. El usuario también puede publicar los vídeos que más le hayan gustado en su blog mediante un sencillo enlace (algo que también se puede hacer con YouTube). Además, muestra al autor del cortometraje qué blogs le están enlazando. Sus inconvenientes son que algunos vídeos sólo se reproducen en la versión más avanzada de QuickTime (por lo que será necesario descargarla al escritorio para verlos, con la consiguiente descarga del pesado reproductor de música iTunes) y que no permite sindicar las nuevas entradas de vídeos en fuentes RSS.

  • VideoEgg: Se trata de un sistema de publicación de videos en blogs (práctica conocida como ‘vloggin’) que traduce cualquier archivo multimedia a un formato único de compresión y reproducción. La principal ventaja de este sistema de publicación es que compatibiliza todo tipo de formatos, de modo que el usuario no tiene que descargar versiones variadas de programas de reproducción para ver los vídeos, ni preocuparse de los formatos en que graba su videocámara a la hora de publicar sus cortos. Recientemente, VideoEgg ha llegado a un acuerdo con la empresa Six Apart para incluir esta herramienta en su popular sistema de publicación de blogs TypePad.

  • Yashi y vSocial: Son dos ejemplos de nuevas páginas para alojar vídeos que se suman a las ya existentes. Su principal ventaja es que aceptan más formatos de compresión que las anteriores. Por lo demás, por su funcionamiento y filosofía, son muy parecidas a la de mayoría de sitios web del estilo. Como curiosidad, vSocial permite también alojar Podcast y sindicarlos en el software iTunes para luego pasarlos al reproductor de audio iPod.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones