Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Clipsync: la ‘salita de la tele’ digital

Esta aplicación web permite comentar en directo con otros usuarios los contenidos audiovisuales que se cuelgan en la Red

Clipsync es una aplicación web que permite ver
vídeos mientras se chatea sobre ellos con los amigos o con
gente que comparte los mismos gustos. Lo original de esta iniciativa
se encuentra en que los usuarios pueden seleccionar contenidos de
sitios como YouTube,
Google Video o Metacafe
y que, además, el visionado se produce al mismo tiempo para
todos los usuarios, como si fuera un salón virtual.

Puede ser útil cuando se desee contemplar y comentar a la vez un vídeo en lugar de la forma habitual de enviar los enlaces

De esta manera, se configura una pequeña televisión a la carta al gusto de cada persona, que puede ser útil cuando se desee contemplar y comentar a la vez un vídeo, en lugar de la forma habitual de enviar los enlaces o los propios contenidos por correo electrónico.

Salas de reuniones

Clipsync permite a los usuarios crear salas de reuniones virtuales para contemplar los vídeos que se encuentran en los diferentes sitios donde los internautas los cuelgan. Cualquiera puede ser el anfitrión, la persona que seleccione lo que sus amigos verán en directo y al mismo tiempo que él.

Esta idea tiene antecedentes en Lycos Cinema, que se aplica sólo al cine, y en la propia YouTube, que está probando algo similar, aunque las ventajas de Clipsync se encuentran en que la visión del contenido es simultánea para todos los participantes, además de que no se ciñe a los contenidos de un único proveedor sino que permite elegir entre los tres sitios web citados, lo que redunda en la cantidad de vídeos que se pueden compartir.

En realidad a los usuarios no se les permite subir contenidos a sus servidores, sino que tienen que enlazar los que ofrecen YouTube y compañía. El sistema está realizado con 'flash' y su manejo es sencillo e intuitivo. En la parte superior de la columna izquierda se indican los nombres de todas las personas que ven el vídeo, mientras que en la inferior se puede chatear y utilizar emoticonos.

Lanzar tomatazos digitales

Como nota curiosa, hay una serie de efectos especiales que se sobreimpresionan en el vídeo y que le dan más gracia e intensidad a los comentarios. Así, los usuarios pueden lanzar flechas, besos y corazones sobre cualquier elemento del vídeo, escribir cualquier texto o lanzar tomatazos al que se lo merezca, todos ellos acompañados de sus correspondientes ráfagas sonoras.

El proceso es sencillo y no requiere ni siquiera confirmar la dirección de correo electrónico

Aunque no es necesario registrarse para contemplar los vídeos que seleccionan otras personas, sí es un requisito para llevar la voz cantante y crear una sala en la que se reproduzcan los vídeos que uno elija. El proceso es sencillo y no requiere ni siquiera confirmar la dirección de correo electrónico.

Para empezar a compartir contenidos se inicia lo que Clipsync denomina sesiones, a las que cada usuario debe bautizar. En principio, son públicas para que cualquiera que visite Clipsync pueda acceder a la sesión que desee, lo que facilita conocer gente con intereses comunes. Por ejemplo, si se ven vídeos de un determinado estilo musical. Sin embargo, también se ofrece la opción de realizarlas de forma privada, sólo con las personas que se quiera.

Cómo añadir vídeos a la lista de reproducción

Para facilitar la tarea a los usuarios, Clipsync ha situado en la parte central de la pantalla la pestaña que permite añadir los vídeos ('Add clips'). Una vez allí, se encuentran tres opciones: utilizar un buscador que rastrea YouTube, Google Video y Metacafe, y que muestra los resultados acompañados de una pequeña captura; escribir directamente la dirección, en el caso de que sea un contenido de YouTube; o incluir un botón en el navegador que cuando se pulsa lleva automáticamente los vídeos elegidos de YouTube a la lista de reproducción de Clipsync.

Los usuarios pueden lanzar flechas, besos y corazones sobre cualquier elemento del vídeo, escribir cualquier texto o tirar tomatazos al que se lo merezca

En esta lista, que está situada en la parte derecha de la pantalla, el usuario coloca todos los vídeos que quiere reproducir y que se visionarán uno detrás de otro, con un ligero parón cuando se cambia de uno a otro. Una vez preparados los contenidos deseados, sólo se debe avisar a los amigos o familia, para comentar, por ejemplo, el vídeo de una celebración que se había subido anteriormente a YouTube.

Para invitarlos a la sala, el anfitrión tiene que mandarles la dirección de Internet que la aplicación le proporciona o, en el caso de que utilice Skype, Clipsync ofrece una extensión, compatible con Internet Explorer y Firefox, para que el programa funcione integrado en el navegador.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto