Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Crear y gestionar contraseñas en Internet

Disponer de varias claves es importante para la seguridad de los usuarios, pero requiere métodos para recordarlas todas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 11 junio de 2008
Img
Imagen: Thomas Angermann

Hoy en día, cualquier usuario que disponga de correo electrónico, use servicios de mensajería instantánea, acceda a páginas financieras, mantenga sitios de fotos, blogs, vídeos o páginas en redes sociales debe utilizar más de una docena de contraseñas distintas. Una solución, ante el problema de tener que recordarlas todas, es utilizar siempre la misma. Sin embargo, se trata de una práctica nada recomendable, ya que el nivel de seguridad requerido no es el mismo para todos los sitios web que se visitan. Para no tener que pensar cada poco tiempo un código alfanumérico diferente, hay programas que facilitan la creación y la gestión de las claves de acceso.

Gestionar y centralizar las contraseñas

Existen diversas
aplicaciones “online” que permiten clasificar y proteger las contraseñas con
importantes medidas de seguridad

Con el fin de ayudar a los usuarios a memorizar
las diferentes contraseñas requeridas, existen diversas
aplicaciones “online” que permiten clasificarlas y protegerlas con
importantes medidas de seguridad. Estos servicios no sólo
almacenan contraseñas de servicios web, sino que también
permiten incluir datos de tarjetas de crédito, códigos
PIN, aplicaciones locales, cuentas bancarias, el IMEI
del teléfono móvil, etcétera.

Entre las ventajas a la hora de utilizar estos servicios, está la protección que otorgan contra ataques de Phishing. Normalmente este tipo de aplicaciones utiliza algoritmos criptográficos mediante codificadores como Blowfish
y Rijndael,
que son los más recomendados y usados a la hora de dotar a una
contraseña de un alto nivel de seguridad. Sin embargo, el
principal handicap a la hora de utilizar estos sistemas “online” es la
confianza que los usuarios depositan en las empresas que los crean al
cederles sus claves y sus datos.

Si el usuario desea obtener garantías de confidencialidad, puede acudir a aplicaciones “online” como Passpack
y Clipperz, que utilizan un
sistema para cifrar la contraseña en el ordenador de los
usuarios antes de ser almacenado en la aplicación “online”. De
esta manera, estos sistemas garantizan desconocer desde el primer
momento el contenido de dichas aplicaciones. En estos sitios no es
obligatorio facilitar una dirección de correo electrónico,
ya que para que el sistema sea más anónimo no está
asociado a una cuenta de correo. Otros sistemas “online” para
centralizar contraseñas son Agatra
y Shibbo, que dispone de una
versión portátil que puede ser usada en discos externos
o reproductores de MP3.


Gestores de escritorio
El principal handicap a la hora de utilizar los sistemas “online” es la confianza que los usuarios depositan en las empresas que los crean al cederles sus claves y sus datos

Los usuarios del sistema operativo
Windows disponen de diferentes programas informáticos que
realizan la misma función desde el escritorio.
Por ejemplo, Era Password Manager
gestiona todas las contraseñas del usuario y permite crear un
archivo ejecutable para incluir en una memoria USB, que podría
ser usada a modo de llave para acceder de forma automática a
diversos sitios web.

KeePass
Password Safe
es otra aplicación para el sistema operativo
Windows. Procede del software libre y posee diversas versiones no
oficiales creadas por la comunidad para otros sistemas operativos y
dispositivos portátiles como Blackberry.

Para el sistema operativo Mac OS X, uno
de los programas más recomendados para gestionar las
contraseñas es 1Password,
ya que facilita el gestionar contraseñas y el autocompletado
de formularios, además de ser compatible con los navegadores
de Internet más populares. Como contrapartida, no se trata de
una aplicación gratuita, sino que tiene un coste de 34,5
dólares (unos 20 euros).

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones