Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Firefox 2.0: mejoras eficaces y nuevos problemas

Aparece una nueva versión del que está considerado el mejor navegador

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 28 noviembre de 2006

El nuevo Firefox
ha entrado por la puerta grande. Llegó al mismo tiempo que el
nuevo Microsoft Explorer, la primera actualización del
navegador de Windows desde mediados de 2001. Mientras que Internet
Explorer 7
(IE7) ha renovado el armario de manera fulgurante (que
buena falta le hacía), Firefox
2.0
no presenta avances sobresalientes, aunque sí mejoras
en cuanto a problemas que quedaban pendientes desde la versión
1.5. Sin embargo, tiene probemas graves con los formatos PDF.

Mientras que IE7 parece tomar prestadas las mejores características de Firefox y KDE, el propio Firefox (mucho más avanzado que IE7) parece haber puesto los ojos en Opera, un ejemplo de sobriedad y efectividad para todos los navegadores. En cualquier caso, la nueva versión ha sido acogida con entusiasmo: se contabilizaron más de dos millones de descargas durante las primeras 24 horas.

Los cambios más relevantes

  • Interfaz. El cambio más evidente, aunque quizás el menos relevante, es la interfaz (entorno gráfico). Firefox se ha hecho un 'lifting' más bien sutil; los iconos son más estilizados y algunos de los menus se han reducido y reordenado de manera más adaptada a las exigencias de la navegación. O, en otras palabras, el programa parece más ligero y hacen falta menos 'clicks' para llegar a los mismos sitios.

    Aunque ya habían intengrado la cajita con motores de búsqueda en la barra del navegador, ahora el sistema para ver, editar, añadir y borrar motores (Google, Altavista, eBay, etc) es más sencillo y visual. Uno de los aspectos más conocidos de las aplicaciones de software libre en general y de Firefox en particular es que el usuario decide. Una visita a la página de extensiones ofrece cientos de interfaces distintos. El sistema de configuración de menús (botón derecho del ratón sobre la barra) nos ayuda a librarnos de iconos inservibles o añadir los extras que nos hagan falta.

  • Las pestañas. Mientras que IE7 ha sido el último navegador en añadir pestañas como alternativa a las tradicionales ventanas, Firefox ha mejorado su rendimiento imitando el sistema de Opera en varios aspectos. Para empezar, la configuración se modifica arrastrando pestañas para que el usuario 'componga' sus patrones de lectura. Son más independientes del sistema general, todas incluyen una 'X' para cerrar como si fueran ventanas.

    Lo que es más importante, existe una papelera-historial de pestañas que guarda todas las páginas cerradas durante la sesión. Esta papelera resulta sorprendentemente práctica, en especial para aquellos que manejan gran cantidad de pestañas. Cuantas más pestañas abiertas, menos visiblidad y más posiblidades de cerrar alguna por equivocación.

    Por último, otra gran ventaja heredada de Opera es la de recuperar todas las pestañas abiertas en la última sesión. Esta implementación es un verdadero salvadidas cuando la aplicación se cierra bruscamente o el usuario se queda sin batería en el portatil. Además, si no tiene conexión en casa, puede reabrir muchas de las paginas descargadas en un cibercafé y leer los articulos que quedaron pendientes.

  • RSS. Otras mejoras que alegrarán a los navegadores irredentos es la integración de RSS Feeds en el navegador, aunque sigue siendo dependiente de sistemas ajenos como FeedReader y servicios web. Esta falta de verdadero interés en los RSS se debe probablemente a que las extensiones de Firefox ofrecen varios sistemas diferentes para integrar agregadores.

  • Seguridad y phishing. La mayor preocupación de los navegadores modernos ya no son los 'pop-ups' sino el phishing, un sistema por el cual los estafadores intentan engañar al usuario para que les facilite información confidencial. La estrategia de Firefox ha sido la lista negra: cada vez que se abre y, después, cada media hora, el navegador descarga una lista de webs fraudulentas y avisa con un enorme bocadillo que la página que se ha abierto puede ser una falsificación.

    Aunque parece una protección más fágil que la de IE7, que comprueba un servidor remoto cada pocos minutos, en la práctica ha resultado más efectiva. Un estudio de la compañía Smartware ha comprobado que, mientras que Firefox bloqueó 243 webs de phishing que IE7 pasó por alto, IE7 reconoció sólo 117 páginas que Firefox dejó escapar. El reconocimiento de páginas destinadas a la estafa digital es difícil, porque muchas veces el estafador utiliza servidores ajenos sin que sus administradores se den cuenta.

    Según Smartware, IE7 identifica un 66% de páginas previamente calificadas como 'phishing sites', mientras que Firefox detecta un 79%. Además, Firefox permite al usuario añadir un sistema que contrasta las páginas visitadas con una lista negra de Google, que eleva su porcentaje de éxito al 82%.

Problemas con los documentos PDF y de memoria

Si en algo ha descendido en calidad la nueva versión del navegador es en lo relativo a los documentos PDF. Mientras que en la versión 1.5 no había ningún tipo de problema para que el navegador los mostrara, en la actual se hace casi imposible, con lo que el usuario que quiere abrir una página PDF (como son itinerarios de metro, planos o tarjetas de embarque de vuelos, así como facturas) obtiene como resultado el colapso del navegador y todas sus pesatañas.

El colapso se resuelve gracias a la innovación que permite cerrar el navegador mediante el administrador de tareas (Ctrl+Alt+Supr) y luego volverlo a abrir restaurando la versión que se ha cerrado. Pero el documento PDF no se podrá abrir. Por contra, con Internet Explorer se puede abrir perfectamente. Los analistas apuntan a un fallo de sincronización de Firefox 2.0 con la nueva versión de Acrobat Reader, que salió casi al mismo tiempo. También señalan la existencia de problemas en la reproducción de vídeo en formato Quicktime

Por otro lado, la última
versión de Firefox (1.5) ya mostraba algunos problemas de
comportamiento debidos a un uso excesivo de los recursos del sistema,
concretamente la memoria, que el usuario sufría como una
evidente ralentización del sistema y colapsos frecuentes del
navegador. Este problema se agrava cuando se abren páginas con
animaciones en flash en lugar de HTML y cuando se utulizan muchas
extensiones. En este marco han surgido navegadores alternativos,
basados en Mozilla, pero más básicos y ligeros como
Skipstone.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto