Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Analizados los seis principales proveedores de ADSL: Telefónica, Terra, Ya.com, Tiscali, Wanadoo y BT/Arrakis

Graves irregularidades en los proveedores de ADSL: fallan en seguridad y velocidad, y en los plazos de entrega

Cabecera adsl

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 27 mayo de 2003
ADSL, vecolicidad, conexión Imagen: Markus Spiske

Todos los ‘kit’ ADSL (los más habituales entre los usuarios domésticos) suspenden en algún apartado del examen técnico de consumer.es, dos de cada tres proveedores envían el ‘kit’ de instalación bastante más tarde (dos, con tres semanas de retraso) de lo acordado, uno de cada tres no ofrece siquiera el 65% de la velocidad prometida, un proveedor empieza a cobrar por el servicio un mes antes de ofrecerlo, ninguno incluye información al usuario ni herramientas de seguridad y todos marginaban a los usuarios de los entornos Mac y Linux.

Lo que debes saber antes de contratar ADSL

Sobre ADSL

ADSL (Línea de Abonado Digital Asimétrica) es una tecnología que convierte la línea de teléfono convencional en una de acceso a Internet a alta velocidad en la que es posible hablar por teléfono y navegar al mismo tiempo.

ADSL permite velocidades de hasta 8Mbps en el sentido de bajada (desde Internet al usuario), 140 veces más rápido que el módem de 56K, y de hasta 1Mbps en el sentido inverso (desde el usuario a Internet), por eso se dice que es asimétrica, lo que se adapta a los patrones de uso de la mayoría de los usuarios que descargan bastante más información de la que envían. Sin embargo, actualmente en España las velocidades están limitadas a 2Mbps de bajada y 300 kbps de subida de datos, aunque las conexiones más habituales entre los usuarios domésticos son las de 256 Kbps (ocho veces menor que el máximo), que son las estudiadas por consumer.es.

Estas conexiones a alta velocidad permiten ver las páginas web sin tener que soportar tediosas esperas, escuchar radios por Internet con calidad cercana a un CD, descargar vídeos y jugar en línea con soltura y sin trompicones. Además, el ordenador está conectado 24 horas pagando lo mismo, aunque últimamente los proveedores han lanzado ofertas de ADSL por tramos horarios para abaratar los precios.

>> Para más información: ADSL: Por la vía rápida, revista.consumer.es

¿Necesitas ADSL?

Si el usuario se conecta a Internet con frecuencia, independientemente del día y la hora, navega por páginas pesadas, juega en línea o descarga grandes archivos con frecuencia, podría merecerle la pena estudiar una de las ofertas de ADSL del mercado. Si, por el contrario, suele conectarse en horarios habitualmente cubiertos por las llamadas tarifas planas (de 6 de la tarde a 8 de la mañana y los días festivos completos) y utiliza la Red básicamente para navegar o enviar correos electrónicos de tamaño ‘normal’ (sin pesados archivos adjuntos), lo más probable es que el ADSL no le resulte rentable y un módem convencional sea su solución.

Porque al final, el tema se reduce a una cuestión de precio y comodidad. ADSL resultará una conexión siempre mejor (más rápida), pero además más económica que una analógica para el usuario que la aproveche. Y, además, el usuario de ADSL se olvidará por completo del reloj (en los servicios 24h) y no deberá esperar la marcación del módem. El ordenador está permanentemente conectado a Internet cuando se enciende.

¿Puedes tener ADSL?


Teóricamente, alrededor del 80% de los hogares españoles puede solicitar una Línea de Abonado Digital Asimétrica, lo que le da cierta ventaja sobre el cable, que debido al despliegue de complicada infraestructura necesaria sólo llega a los grandes núcleos urbanos (Según el Ministerio de Ciencia y Tecnología, en 2002 el tendido de cable pasaba por la puerta del 40,9% de los hogares).

La central telefónica a la que está adscrito el usuario tiene que estar preparada y no distar más de tres kilómetros del domicilio. El usuario que tenga dudas sobre si su línea telefónica está preparada para el ADSL, no tiene más que llamar a cualquiera de los proveedores del servicio, o consultarlo en la página que el Ministerio de Ciencia y Tecnología ha dispuesto al efecto:
http://www.setsi.mcyt.es/adsl/index2.asp

Cómo elegir el proveedor

Analizada la oferta existente en España, el consumidor lo tiene especialmente difícil: ningún proveedor destaca sensiblemente sobre los demás. Así, deberá valorar qué aspectos son en su caso más necesarios, para lo cual es importante conocer qué uso va a dar a Internet y qué le exigiría a su proveedor ideal.

? Precio

En un mercado altamente competitivo, los precios y las ofertas varían ostensiblemente en poco tiempo. Desde la Administración se han prometido rebajas sobre el precio máximo del ADSL que no han acabado de llegar, pero no está de más preguntar a los seis operadores en el momento del alta antes de contratar una línea por si éstas estuviesen próximas.

Se debe valorar el coste del alta (gratuito en la mayoría de los casos), del envío (no se suele cobrar), del módem (actualmente siempre es gratis, e incluso a veces se ofrece un router, siempre una mejor opción) y de la cancelación del contrato. Este último punto es muy importante: si se vislumbra un cambio de domicilio en pocos meses, escoger mal en este aspecto puede hacerle pagar más de 600 euros por cancelación anticipada.

Pero, sin duda, lo más importante a la larga es la cuota mensual, que debiera ser cercana al precio regulado (45 euros), ya que ésta será, a la postre, la que requerirá la mayor parte del presupuesto.

? Velocidad

Si se contrata un ADSL que ofrece una velocidad de 256 kbps en recepción de datos y de 128 kbps en envío debe saberse que nunca se conseguirán esas marcas. Como se explica en el análisis de la variable ‘Velocidad’, ese máximo teórico es prácticamente imposible de alcanzar.

Pero sí se debe exigir que la velocidad se mantenga alrededor del 80% de lo contratado, esto es, 205kbps en recepción de datos y 103kbps en envío, y que no existan grandes picos y valles de velocidad en distintos momentos de la conexión. Traducido a Kilobytes por segundo (una medida mucho más usual que los Kilobits que utilizan las operadoras), medida con la que se podrá valorar realmente el tiempo que se emplea en enviar o recibir información, la conexión ADSL (256/128 kbps) debe ofrecer de media 25 KB/s en recepción y 12,6 KB/s en envío: esto es, recibir el contenido de un disquete (1,44 MB) cada minuto y el de un CD (650 MB) cada 7 horas.

Para medir la velocidad de conexión puede encontrar varias herramientas en Internet. Sin embargo, es difícil reclamar ya que los proveedores sólo garantizan un 10% de la velocidad máxima, una cifra ciertamente ridícula.

? Servicios


El usuario deberá valorar hasta qué punto necesita los servicios comúnmente ofrecidos por los operadores, o, dicho de otra manera, si va a precisar mucho espacio para el correo electrónico y tiene intención de crear una página web. El número de cuentas dependerá, sobre todo, del número de familiares que compartirán la conexión y los distintos usos para los que se usarán (un internauta puede tener un email para amigos, otro para el trabajo y un tercero para diversos propósitos). El proveedor ideal ofrecerá hasta 10 cuentas de correo de capacidad prácticamente ilimitada, al menos 50MB de espacio web y facilitará al usuario el mayor número posible de otros servicios de pago.

Además, el usuario deberá conocer los privilegios que adquiere como cliente de un proveedor u otro, y si le interesan los servicios de valor añadido que éstos ofrecen: zona multimedia, plataforma de juegos, llamadas desde el PC, disco duro virtual, servicios de antivirus y anti-spam (que bloquean el correo electrónico no solicitado), etc.

También debe pensar a priori si tiene intención de convertir su PC en servidor de correo, web, ftp, etc., para lo cual convendrá contratar una IP estática. Los proveedores cobran una media de 15 euros al mes por este servicio, aunque los hay que lo hacen por un tercio menos (10,46 euros al mes).

? Alta en el servicio

El mejor proveedor se puede contratar por teléfono e Internet, ofrece un sencillo proceso de alta en su sitio web, confirma que el pedido se ha realizado correctamente, entrega el kit de conexión antes de 15 días y comienza a facturar una vez que el usuario se ha conectado, no desde la recepción del kit.

? Instalación

El kit autoinstalable se deja en manos del usuario, con lo que toda ayuda que éste pueda recibir en caso de encontrarse con problemas es poca. Para empezar, el proveedor debe facilitar un completo manual de usuario y de instalación, en todos los soportes posibles (papel, Internet y CD-ROM), y una guía interactiva para los menos avezados.

Para solventar problemas de instalación o para ayudar a configurar otros servicios (como el correo electrónico o la página personal), el proveedor debe facilitar un email para contactar con el servicio técnico, un chat (conversación textual por Internet en tiempo real) permanentemente atendido, así como un número de teléfono, preferiblemente gratuito, disponible las 24 horas. El interlocutor debe identificarse con nombres y apellidos y ofrecer la solución a las consultas en el menor tiempo posible.

? Seguridad

El mínimo exigible a un proveedor de ADSL es que ofrezca contraseñas seguras (compuestas por letras y números al azar) e informe sobre todas las implicaciones sobre la seguridad del equipo que supone una conexión mediante un módem o router ADSL. Lo que incluye reseñar con claridad y sencillez cómo afectan a la seguridad las distintas opciones de la conexión: router frente a módem o IP dinámica frente a estática, por ejemplo. El ADSL está concebido para estar conectado durante muchas horas, por lo que es más susceptible de sufrir ataques informáticos.

En un punto intermedio, el proveedor debería facilitar a su cliente un manual de seguridad que le ayude a proteger su PC con cualquier opción elegida y frente a cualquier potencial peligro: ataques externos, virus, troyanos, etc.

Por último, en el caso ideal, el proveedor ofrece gratuitamente el software necesario para proteger su equipo, fundamentalmente un firewall (cortafuegos, muchos de ellos gratuitos), que impide el acceso a los intrusos y controla cómo se utiliza la conexión en cada momento.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones