Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Las bibliotecas se vuelcan en Internet

Europa responde al proyecto de Google de digitalizar 15 millones de libros

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 16 junio de 2005

A la gran fuente de conocimiento que es Internet le faltaba una gran parte de la sabiduría universal: la contenida en los libros. Google se ha propuesto paliar este déficit con Google Print, un proyecto para digitalizar 15 millones de libros de algunas de las más importantes bibliotecas del planeta, y ponerlos a disposición de los internautas. Su ambiciosa misión, “organizar la información del mundo”, se ha topado esta vez con el recelo de la vieja Europa, expresado con mayor vehemencia desde Francia, que teme que el enorme poder de Google, unido al “criterio anglosajón” que aplicará al seleccionar las obras, amplíe el dominio de EEUU en el mundo digital en detrimento del patrimonio cultural europeo.

Respuesta europea

“El patrimonio de las bibliotecas europeas tiene una riqueza y una diversidad sin par. Expresa el universalismo de un continente que, a lo largo de su historia, ha dialogado con el resto del mundo”. Así se expresaban seis dirigentes de países europeos (Francia, Alemania, Italia, España, Hungría y Polonia) en la carta dirigida a los presidentes de la UE y de la Comisión Europea con su propuesta para crear una ‘biblioteca digital europea’
donde volcar “el patrimonio cultural y científico de Europa en las redes informáticas mundiales”.

/imgs/2006/11/bibliotecas2.jpg

Es su proposición, clara réplica al proyecto de Google, los líderes europeos advierten de que si ese patrimonio no es accesible desde Internet, “corre el riesgo de no ocupar mañana todo su lugar en la futura geografía de los conocimientos”. La iniciativa se manifestaba a la par que se rubricaba un acuerdo entre 19 bibliotecas nacionales de la UE
para volcar en la Red las obras más importantes de la cultura europea.

En el texto suscrito los directores de las bibliotecas nacionales de España, Francia, Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Lituania, Luxemburgo, Holanda, Polonia, República Checa, Eslovenia, Eslovaquia y Suecia, apoyan una iniciativa común de los dirigentes de Europa para una digitalización amplia y organizada de obras pertenecientes al patrimonio del viejo continente. Además de los firmantes, el Reino Unido mostró su apoyo a la iniciativa, Portugal dio su acuerdo escrito bajo reserva de validación del ministro de tutela y Chipre y Malta manifestaron su acuerdo oral.

El proyecto europeo no sólo llega más tarde y como reacción a un Google Print ya en marcha, sino que todavía debe afrontar retos económicos (no se sabe quién se hará cargo de la financiación, aunque Alemania ha recogido con entusiasmo las críticas de Jeanneney y exige fondos de la UE para ‘contraatacar’ a Google), de coordinación (para la selección de los fondos a digitalizar y evitar redundancias) y, sobre todo, tecnológicos, relacionados tanto con el sistema de digitalización como con las herramientas de archivo, búsqueda y presentación de las obras en la Red. Esta reacción europea, iniciada intelectualmente con el artículo de Jeanneney y encabezada después por el presidente de Francia, Jacques Chirac, ha suscitado un intenso debate dentro y fuera de Internet.

El propio director de la biblioteca nacional francesa plantea los términos del debate. “La primera reacción ante esta perspectiva gigantesca [los 15 millones de libros que pretende digitalizar Google] podría ser el simple y puro júbilo”, pues “estamos a un punto de que se encarne el sueño mesiánico definido a finales del siglo pasado: todos los saberes del mundo, accesibles gratuitamente a todo el planeta”, escribe Jeanneney. Sin embargo, alerta de que esos libros serán seleccionados bajo criterios anglosajones, lo que “confirma el riesgo de una dominación aplastante de América en la definición de la idea que las próximas generaciones se harán del mundo”.

Críticas dentro de EEUU

La inmensa biblioteca digital que se propone crear Google también se ha encontrado algún obstáculo en Estados Unidos. La Asociación de la Prensa Universitaria cree que se trata de una “infracción a gran escala de los derechos de propiedad intelectual”. Su director, Peter Givler, ha enviado una carta a Google para protestar contra un proyecto que va contra los intereses económicos de sus 125 miembros, que publican 750 diarios académicos y 11.000 libros al año.

Aunque Google insiste una y otra vez en que respetará las leyes de propiedad intelectual, no es la primera vez que recibe críticas. Las editoriales John Wiley & Sons y Random House han mostrado también su preocupación por la posible infracción de las leyes de copyright, y el director de la Asociación de Editoriales de EEUU afirmó que no entiende “cómo la compilación de este material por parte de una compañía con ánimo de lucro puede considerarse un uso justo”.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones