Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Los videoblogs se consolidan en España

Suponen la evolución de los blogs y, aunque son más laboriosos, se extienden en una Internet cada vez más audiovisual

Los
vídeos
en formato flash
se han convertido en uno de los contenidos más
en boga en la Red. Los emplean desde los medios de comunicación
hasta los blogs, que poco a poco han asimilado sus espectaculares
posibilidades. Gracias a la iniciativa de miles de internautas
anónimos a los que les entusiasma la combinación de
hipertexto e imagen en movimiento, se ha consolidado en la Internet
hispana una nueva modalidad de bitácora multimedia que se
conoce como videoblog, o por su abreviatura, vlog.

Cómo hacer un videoblog

Los
estilos son muy variados, pero se puede apostar por un formato
casero, mediante cualquiera de los teléfonos móviles
que disponen de cámara de vídeo, o también con
una cámara de fotos o una webcam.


/imgs/2007/11/videoblogs4.jpg

También
se puede optar por medios más profesionales. Joan Planas
asegura que el precio de una cámara de calidad parte de los
1000 euros, y los micrófonos pueden costar unos 300 euros.

Una
vez se tiene la cámara, es el momento de captar imágenes.
Se puede optar por lo más sencillo y considerar válidas
las imágenes obtenidas en cada toma. Sin
embargo, si se elige la opción más elaborada, que
conlleva una edición, habrá que recurrir a programas
que permitan editar imágenes. En la actualidad esto se puede
hacer con cualquier ordenador básico.

Eduardo
Collado explica que comenzó a realizar esta tarea en Linux, con
el programa Cinelerra,
que le resultó “inestable”; después se pasó
al Movie
Maker
,
que viene de serie en todos los Windows XP, pero que adolece, en su
opinión, de funciones.


/imgs/2007/11/videoblogs5.jpg

Por esta razón lo
cambió por el
Adobe
Premiere
,
un programa más avanzado pero “bastante caro”. Al
final optó por emplear el iMovie,
un software gratuito incluido dentro de los Mac Os X.

Después
de tomar las imágenes y editarlas según el guión
que se haya previsto, llega el turno de elegir en qué formato
se codifica el vídeo. La opción más popular es
el ‘Flash Video’, que ya admite HD (o Alta Definición), pero
muchos videoblogueros prefieren ofrecer a sus espectadores diversas
posibilidades. Así, brindan los contenidos en formatos como
AVI, Quicktime, 3GP (para los móviles) o el del iPod (m4a),
entre otros.


La elaboración de cada
videopost require de tiempo

Una vez realizada esta labor, el usuario que quiera estrenar su videoblog debe
considerar un servicio que le permita insertar los vídeos en
su sitio (del estilo de YouTube), y subir todos los archivos.


/imgs/2007/11/videoblogs6.jpg

Collado,
que apuesta por ofrecer los vídeos en distintos formatos,
destaca que debe subir 1 gigabyte de datos cada vez que publica un
vídeo lo que, unido al
hecho de que las conexiones a Internet suelan ser asimétricas
por el lado de subida de datos, provoca que cargar los archivos se
convierta con frecuencia en un proceso lento.

Esta
sería la penúltima tarea de la larga elaboración
de un videopost (sólo restaría crear el artículo
en el videoblog, con una pequeña descripción para
resumir el contenido del vídeo, y que, al mismo tiempo,
permita que los buscadores lo encuentren).

“Según el
grado de dificultad del vídeo que se realice, la elaboración
completa de cada uno de ellos puede llevar desde varias horas hasta
varios días”, asegura.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones