Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

¿Qué derechos tenemos ante las cámaras en zonas públicas?

Las cámaras de videovigilancia se colocan en organismos públicos y empresas con fines de seguridad, pero pueden invadir la intimidad del ciudadano

La vida pública queda registrada en las cámaras de videovigilancia instaladas en algunas calles. Su objetivo es grabar las posibles malas acciones de los ciudadanos, pero para ello tienen que observar todo lo que sucede: las escenas de la vida cotidiana, quién se relaciona con quién o quiénes son pareja. Las
videocámaras de vigilancia acechan en la vía pública y en el interior de empresas y comercios, hasta el punto de crear
preocupación incluso en la Agencia Española de
Protección de Datos
. ¿Qué derechos tienen
los ciudadanos frente a esta práctica y qué deberes quienes instalan estos sistemas?

Riesgo para la privacidad

/imgs/2009/06/videovililancia2.jpg

Ante el incremento del número de cámaras
en entornos privados, los ciudadanos tienen derecho a acceder a las
grabaciones de las cámaras de videovigilancia
. Para ello,
se debe entregar una fotografía personal reciente, de forma que
el encargado de la instalación pueda comparar la imagen con
la que se supone que aparece en las grabaciones. Después, los
responsables enviarán por escrito el momento en que se captó
a la persona y qué hacía.

Los ciudadanos también tienen el derecho de
cancelar su contenido
, que se borrará después de su examen por parte de las autoridades judiciales o los cuerpos de seguridad
en un plazo determinado de tiempo. En caso de la denegación de
uno de estos derechos, se puede solicitar la tutela del director de
la AEPD.

Un estudio norteamericano llegó a la conclusión de que con la videovigilancia habían disminuido los robos entre un 20% y un 30%

Los bancos y las cajas de ahorros
constituyen una excepción
, porque están obligados
por ley a instalar cámaras de vigilancia. Además,
solo podrán acceder a ellas las Fuerzas de Seguridad en
caso de que se cometa un delito; las imágenes solo las
pueden contemplar estas y los servicios de seguridad privada.
Por esta razón, en este caso los ciudadanos no tienen el
derecho de acceso y tampoco de cancelación, que es automática cuando transcurren 15 días
.

Desde ámbitos académicos se ha analizado el resultado de la instalación de cámaras
de vigilancia en las ciudades. Un estudio llevado a cabo en 2008 por el CITRIS
(Centro para la Investigación en
Tecnologías de la Información para el Interés de
la Sociedad) y la Universidad
de Berkeley
, en la ciudad de San Francisco (Estados Unidos), determinó que
no se habían reducido los crímenes violentos, pero sí habían disminuido los robos entre un 20% y un
30%.

Resistencia activa ante las cámaras

En Estados Unidos se han formado diversos grupos
que protestan ante la colocación indiscriminada de cámaras
en la vía pública
. Surveillance
Camera Players
ofrece mapas
de los equipos de grabación instalados en la ciudad de Nueva
York, con gráficos de cómo se distribuyen por
diferentes lugares como Times Square, la Quinta Avenida, Harlem,
etc. También dispone de mapas de otras
ciudades estadounidenses
, como Boston, Chicago o Portland. Entre
sus actividades proponen circuitos
guiados
por Nueva York para ver en persona los diferentes sitios
donde se sitúan las cámaras.

Resulta curiosa también una iniciativa del
Institute for Applied Autonomy denominada I-See.
Es una aplicación
web
que permite encontrar las rutas más adecuadas para
caminar y evitar las cámaras de seguridad dispersas por Nueva York. En la práctica, dada la
proliferación de estos equipos en Manhattan, resulta muy
difícil evitarlos en ciertas calles. Además, cuentan con su
propio mapa sobre la situación de los equipos de grabación.

Paginación dentro de este contenido


RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones