Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Robos de móviles

El bloqueo de las terminales, la única salida de los usuarios ante un delito cada vez más perseguido

Los teléfonos móviles se están convirtiendo en el botín más preciado por carteristas y amigos de lo ajeno. De hecho, durante 2003 se denunció el robo de más de 193.700 teléfonos, de los que casi 78.500 fueron bloqueados e inutilizados por sus dueños a través del IMEI, el número de identificación del terminal (comparándolo con el sector automovilístico, equivale a la cifra de bastidor de un vehículo). Aunque esto no devuelva el aparato a sus propietarios, sí es la única salida que tienen ante una actividad delictiva que ha tenido un importante auge en los últimos años. Pierden su móvil, pero al menos se aseguran de que el ladrón ni podrá llamar con él ni venderlo.

¿Cómo actuar en caso de robo?

Si le roban su móvil, lo primero que debe hacer es informar lo antes posible a su compañía telefónica para que proceda a suspender inmediatamente la línea y dar comienzo al proceso de bloqueo del IMEI, de modo que se evite la utilización fraudulenta del terminal, llamando desde él o vendiéndolo. Queda la opción de restringir el uso de los distintos servicios del móvil (llamadas internacionales, nacionales, mensajes de texto, de voz, multimedia?). Únicamente hace falta una llamada al servicio de atención al cliente del operador y permite minimizar los riesgos de un gasto incontrolado.
Algunos de los números de atención al cliente son:

Telefónica Movistar: 609 (desde un Movistar) ó 1485 (desde un fijo) (www.movistar.com).

Vodafone: 123 (desde un Vodafone) ó 607 123 000 (www.vodafone.es).

Amena: 470 (desde un Amena) ó 656 001 470 (www.amena.com).

Cuando el operador conoce el número de la tarjeta SIM (es la que contiene el número del móvil del usuario; las claves que impiden que otro acceda al teléfono, como son los códigos PIN y PUK, y la agenda telefónica) y el del IMEI, el proceso de bloqueo en caso de sustracción del terminal es ágil y sencillo para el usuario. Se puede solicitar el bloqueo del terminal y posteriormente solicitar un duplicado de la tarjeta para seguir con otro teléfono. O bien pedir el bloqueo de la línea. Es conveniente llevar los números consigo o tenerlos apuntados en casa y fácilmente localizables.

A la vez que el cliente se identifica adecuadamente ante su operador para dar de baja la SIM sustraída mediante su número móvil, simultáneamente solicitará el bloqueo del aparato a través del IMEI. De este modo, el ladrón no sólo no podrá llamar utilizando la tarjeta que contiene el terminal, sino que no le servirá de nada introducir ninguna otra. Esta posibilidad está disponible tanto para los clientes de tarjeta prepago como para los que tengan contrato. A continuación, es conveniente que presente una denuncia ante el Cuerpo Nacional de Policía o la Guardia Civil.

A partir del inicio del proceso de bloqueo, el IMEI del terminal sustraído se incluirá en las bases de datos de todos los operadores en un plazo máximo de tres días, y a partir de ese momento no podrá registrarse en la red.

En caso de que el robo se produzca en el extranjero, el procedimiento será el mismo que se sigue en territorio nacional, según confirman desde las diferentes operadoras de móviles. Las tres operadoras que trabajan en España cuentan con un teléfono de atención directa al cliente al que se puede llamar desde el extranjero para pedir el bloqueo. Estas llamadas son gratuitas si se realizan desde un teléfono perteneciente a la misma operadora. En el caso de que se comunique desde cualquier otra terminal, se cobrará como una llamada internacional, con la tarifa correspondiente a cada país.

Si casualmente encuentran mi móvil, ¿puedo volver a utilizarlo? Sí. Podrá solicitar su desbloqueo aportando al operador la justificación oportuna, según informa un portavoz de Telefónica Móviles.

En caso de que se extravíe el móvil, con la consciencia de que se ha perdido en el coche o en casa…conviene bloquear la tarjeta, pero no el terminal. Esto significa que el móvil puede ser utilizado con otra tarjeta, pero impide que otra persona realice llamadas a tu costa. Sin embargo, ante un caso de robo conviene bloquear el terminal, imposibilitando la opción de realizar cualquier llamada. El aparato queda inservible.

Un negocio cada vez menos boyante

En España existen más de 37 millones de teléfonos móviles, de los que en 2003 se denunció el robo de 193.769 (168.164 a la Policía Nacional y 25.605 a la Guardia Civil), según indican desde el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. El nuevo sistema adoptado no pondrá fin a los robos, aunque al evitar su comercialización hará desistir a los ladrones.

Además, se está trabajando en listas similares en toda Europa, por lo que se contará también con una lista negra común que evitará el uso de móviles robados en el país de origen y lo más importante, impedirá su exportación.

Por otra parte, desde hace unos meses la alteración del IMEI o la tenencia de infraestructura para su modificación ilícita se contempla como un delito dentro del Código Penal, antes era una falta y se castigaba sólo con una multa.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones