Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Twitter: llega el ‘microblogging’

Esta aplicación que combina mensajería instantánea, 'blogging' y mensajes SMS ha revolucionado la Red en cuestión de semanas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 11 abril de 2007

¿Para qué sirve Twitter?
Esta pregunta trae de cabeza a los expertos. Casi todos coinciden en
que el servicio ha llegado para quedarse, pues tanto su simplicidad
como sus posibilidades son inmensas. Se trata de dar de alta una
página personal desde la que simplemente se van escribiendo
frases de menos 144 caracteres en las que el usuario cuenta lo qué
está haciendo. Sus seguidores (generalmente amigos, pero
también internautas desconocidos), reciben en forma de mensaje
la frase escrita y a su vez escriben en sus páginas su vida
cotidiana. Así, cada usuario se convierte en un ‘microblogger’
que publica las nimiedades de su vida en forma de entradas cortas y
con una elevada frecuencia de actualización. ¿Util? De
momento sus cientos de miles de usuarios certifican que es altamente
adictivo.

¿Cómo es Twitter?

Nadie hasta ahora había pensado que pudiera tener interés un servicio basado en escribir de forma pública lo que a uno se le pasa por la cabeza

Si por algo destaca Twitter es por su
elementalidad, tanto en el diseño como en la usabilidad y en
el concepto, pues nadie hasta ahora había pensado que pudiera
tener interés un servicio basado en escribir de forma pública
lo que a uno se le pasa por la cabeza.

Y si tan simple es el concepto, no lo
es menos su diseño, basado en una página en azul
turquesa en la que sólo aparece el anagrama de Twitter, una
caja de escritura con la pregunta “¿Qué estás
haciendo?” y otra caja que se va ampliando y sobre la que se
puede leer: “Esto es lo que tus amigos están haciendo”.


/imgs/2007/04/twitter3.gif

Para ingresar en el servicio basta con
escribir un nombre de usuario y una contraseña; a partir de
ahí se podrán ir dejando los ‘twitters’ para que sean
leídos por la comunidad. El servicio ofrece la posibilidad de
cerrar los mensajes a los amigos (que deben pedir permiso al usuario
para poder ser añadidos como tales en la lista de contactos) o
dejarlos abiertos a cualquiera, que podrá así añadir
al usuario como amigo propio y seguir sus mensajes.


Amigos y seguidores

Otra opción, además de la
de figurar como amigo, es ser un ‘follower’ o seguidor, de un
determinado usuario, de modo que sus mensajes aparecerán en la
página propia cada vez que se actualicen. Así, desde la
misma se puede seguir todo lo que escriben los contactos del usuario.


/imgs/2007/04/twitter4.gif

El servicio, a través de
‘settings>Phone&IM’ (en la barra superior derecha de la página
se encuentran las diferentes opciones) permite también
configurar el cliente de mensajería Google Talk para recibir
las sucesivas actualizaciones que los contactos hagan en sus páginas.
En el mismo apartado se puede configurar el servicio para que las
actualizaciones se reciban en el teléfono móvil en
forma de SMS.


El servicio ofrece la posibilidad de cerrar los mensajes a los amigos o dejarlos abiertos a cualquiera

Existe la posibilidad de interactuar
con los contactos de un modo más directo y menos público
que lo que supone la actualización de los mensajes en la
propia página. Por ejemplo, se puede mandar un codazo
(‘nudge’) a un amigo que hace mucho que no actualiza su página
de Twitter para que lo haga de nuevo. También se puede
utilizar un canal para enviar de modo privado mensajes cortos (no
pueden superar los 140 caracteres) a los amigos.

Si se desea dejar de recibir en la
página propia las actualizaciones de un contacto pero no se
desea eliminarlo de la lista de amigos, basta con aplicar la opción
‘leave’ (liberar), y si lo que se quiere es bloquear a un contacto
incómodo o muy pesado, se hace a través de la opción
‘remove’ (eliminar).


Redes crecientes
/imgs/2007/04/twitter5.gif

De todos modos, no es necesario darse
de alta en el servicio para ver las actualizaciones de los centenares
de miles de usuarios que tiene Twitter. Desde la página
principal del servicio se puede acceder a las más recientes
actualizaciones de una manera global y segundo a segundo, de modo que
hay material suficiente para hacer un rápido repaso a las
intimidades de la comunidad.

Pero si se desea seguir a un usuario en
concreto, hay que tener en cuenta que sólo aquellos usuarios
que funcionan en abierto están accesibles al no inscrito. Para
poder entrar en las redes de contactos que día a día se
forman de modo privado, y que cuentan con sus egorankings
de ‘los que tienen más amigos’, hay que darse de alta en el
servicio.

Existen ‘egorankings’ de los usuarios que tienen más amigos siguiéndoles

A partir de ese momento se puede
invitar a nuevos amigos, o añadir los contactos que se
encuentran en el listado de amigos de los sucesivos usuarios a los
cuales se lean las actualizaciones. Generalmente, no hay problema
para añadir nuevos usuarios como amigos, pero se debe esperar
a la autorización del contacto. Los contactos que acepten al
usuario aparecerán a partir de entonces como barra lateral
derecha en la página, y se identificarán de modo
gráfico por sus fotografías o ‘avatares’.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones