Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

VoIP, el ordenador como teléfono

Llamar gratis o muy barato desde el PC es posible, y fácil

Del PC al teléfono

Superada la traba de la calidad en la comunicación -gracias sobre todo a nuevos protocolos como el SIP (Session Initiation Protocol) nacidos en la mensajería instantánea-, a la telefonía IP sólo le queda convertirse en una alternativa cómoda para el usuario, al que ya tiene ganado si de lo que se trata es de comparar precios.

Cualquier usuario de programas como Netmeeting u otros de mensajería instantánea sabe que es posible, además de chatear con los amigos, establecer con ellos una comunicación de voz, e incluso de vídeo. Pero para que esa comunicación exista han de concurrir una serie de circunstancias que la hacen poco amigable: ambos interlocutores tienen que tener instalado el mismo programa y conectarse a Internet al mismo tiempo.

Con la extensión del ADSL, que mantiene el PC permanentemente online, se supera el obstáculo de “quedar para conectarse”, pero no así la necesidad de que los interlocutores estén sentados frente a la pantalla al mismo tiempo. Asimismo, descolgar un teléfono y llevárselo al oído es nucho más cómodo que colocarse unos auriculares y hablar con un micrófono, que además hay que ajustar muy bien para evitar acoples y ecos. Sin embargo, todas estas incomodidades compensan gracias al precio de las llamadas, especialmente las realizadas al extranjero.

Pero también es posible establecer una comunicación mediante VoIP con un teléfono ‘normal’, aunque para ello hace falta la intermediación de un operador y volverse a encontrar con una factura telefónica que, eso sí, será más alta que si utilizáramos el ordenador. Así, recientemente han nacido numerosas operadoras que ofrecen servicios de telefonía IP a través de las conexiones de banda ancha de sus clientes, que se utiliza para dirigir las llamadas de voz a menor coste.

En estos servicios, como los ofrecidos por NetPhone, PeopleCall o Net2Phone, el cliente tiene un número de teléfono asignado a la dirección IP y puede realizar llamadas fuera de la red del operador usando la red tradicional en el tramo final. También es posible, con un dispositivo como los que comercializa la estadounidense Vonage, conectarse desde cualquier acceso de banda ancha en cualquier parte del mundo, manteniendo siempre el mismo número de teléfono y las mismas tarifas que se tienen en el hogar.

A la vez que prolifera el uso de los programas conocidos como softphone, que simulan el servicio telefónico entre ordenadores, aparecen terminales físicos (aparatos) para realizar llamadas IP a imagen y semejanza de los teléfonos clásicos. Ya hay empresas, como 4GPhone, que venden ‘teléfonos IP’ (a poco más de 100 euros), que se conectan a la entrada USB del ordenador, con los que se hacen llamadas totalmente gratuitas. Su gran inconveniente: el receptor debe tener un dispositivo similar.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones