Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

WiMax, kilómetros de conexión inalámbrica

Si WiFi conecta todo el hogar a la Red sin cables, WiMax promete hacer lo mismo con las ciudades

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 7 julio de 2005

Todavía vivimos la revolución WiFi, que ha liberado Internet de los cables en los hogares, aeropuertos, restaurantes… y ya está aquí su ‘hermana mayor’, WiMax, que ofrece mayor alcance y más ancho de banda. Esta nueva tecnología, respaldada por buena parte de las empresas más importantes del sector, permitirá con una inversión mínima crear redes inalámbricas metropolitanas conectadas a Internet a alta velocidad que compitan con las grandes empresas de telecomunicaciones. Tras un retraso en el proceso de certificación del estándar, se espera que el año que viene comience a rodar en una primera fase, y que en 2007 se vendan los primeros equipos con chip WiMax integrado.

El futuro ha de esperar

Intel anunció el lanzamiento de su chip con WiMax incorporado, llamado Rosedale, el pasado abril, aunque en septiembre de 2004 suministró los primeros microprocesadores a los fabricantes de equipos (ya hay más de una decena de fabricantes con equipos preparados). Sin embargo, todavía no se ha completado el proceso de certificación y pasará bastante tiempo hasta que los fabricantes integren los nuevos procesadores en portátiles, PDAs y teléfonos móviles y se superen las pruebas de interoperabilidad entre distintos equipos.

Los expertos creen que WiMax no estará listo hasta fin de año, y pasarán al menos otros dos años antes de su implantación definitiva, algo que no ocurrirá antes de que se produzcan chips en masa y se fabriquen equipos compatibles que vayan abaratando sus precios. De hecho, a principio de año el WiMax Forum anunció un retraso de seis meses para comenzar con la certificación del estándar 802.16.

Antes de que los portátiles vengan con chips para conectarse mediante WiMax, como ahora lo hacen con WiFi, WiMax funcionará en una primera fase mediante antenas receptoras situadas en los edificios, que se encargarán de recibir y descodificar la señal emitida desde una estación base. En una etapa posterior, que deberá llegar ya el año que viene, se venderán módem autoinstalables, similares a los que se ofrecen ahora para el acceso mediante ADSL, que costarán en torno a los 190 euros. Finalmente, en 2007 ó 2008 los receptores de la señal WiMax estarán integrados en los equipos -si Intel cumple con la fecha prevista de comercialización de su chip PRO-Wireless 5116-, que se podrán conectar a la Red desde cualquier lugar dentro del radio de acción de una estación base.

Pruebas piloto

El mes pasado Intel logró el apoyo de Nokia para convertir WiMax en el nuevo estándar de acceso inalámbrico a Internet. El respaldo del mayor fabricante de móviles puede dar el empujón definitivo para el despegue de esta tecnología. Francia, Irlanda y Gran Bretaña, donde British Telecom ya ha realizado pruebas en zonas rurales, ya han dado los primeros pasos para desplegar las redes WiMax. En EEUU, el operador de telefonía Sprint planea comenzar a probar equipos WiMax fabricados por Motorola.

En España, Andalucía se ha convertido en pionera en la adopción de WiMax. La Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa e Iberbanda han firmando un acuerdo de colaboración por el que la segunda se compromete a invertir un mínimo de 9,5 millones de euros para el desarrollo de proyectos de telecomunicaciones inalámbricas y el despliegue de infraestructuras de tecnología WiMax.

Además, el WiMAX Forum ha seleccionado a CETECOM, empresa participada mayoritariamente por la Junta de Andalucía, como su primer (y hasta la fecha único) laboratorio oficial de certificación para todo el mundo. El inicio de las pruebas de la certificación de equipos, que garanticen su interoperabilidad, está marcado para este mismo mes de julio. Si no se presentan nuevos retrasos, los primeros equipos certificado podrán ver la luz el año que viene, y en 2007 aparecerán los primeros ordenadores con tecnología WiMax integrada.

Iberbanda ya está desplegando una red ‘preWiMax’ mediante estaciones base con un radio de hasta 30 kilómetros, que ofrece conexiones de banda ancha a 256 Kbps y 4 Mbps (similares a las distintas modalidades del ADSL actual), sobre la que podrá implantar la tecnología WiMax cuando esté disponible. WiMax opera en frecuencias libres (5,8 Ghz), menos adecuadas para ofrecer movilidad, y en otras bandas (3,5 Ghz) en poder de operadores de LMDS (tecnología de acceso en banda ancha vía radio) como Iberbanda, que parten con ventaja para competir con la telefonía celular.

Pablo Comellas, director de Tecnología de Iberbanda, aseguró en el Campus TI que WiMax “permitirá el desarrollo definitivo de la Sociedad de la Información”, gracias a su capacidad para dar cobertura a zonas de difícil acceso. Aunque no todos los especialistas coinciden en garantizar el triunfo de WiMax sobre otras tecnologías, resulta evidente que nos espera un futuro conectado a Internet a alta velocidad, sin cables, sin ataduras.

Paginación dentro de este contenido

Etiquetas:

wimax


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones