Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

La Audiencia de Valencia considera legal instalar “chips” para modificar las videoconsolas

Estos dispositivos permiten el uso de juegos no originales o de otras zonas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 12 marzo de 2008
Instalar un "chip" para desproteger la videoconsola y que admita juegos grabados es una práctica absolutamente legal. Así lo dice un auto de la Audiencia Provincial de Valencia que desestima el recurso contra el archivo de una denuncia presentada contra una tienda de Valencia por vender consolas "chipeadas" y "chips" para modificarlas.

La demanda en cuestión fue interpuesta por la Asociación Española de Empresas de Software de Entretenimiento (ADESE) y varias compañías que forman parte de la asociación PROEIN, como Sony Computer Entertainment o Ubi Soft.

El artículo 270-3 del Código Penal castiga "a quien fabrique, importe, ponga en circulación o tenga cualquier medio específicamente destinado a facilitar la supresión no autorizada o la neutralización de cualquier dispositivo técnico que haya utilizado para proteger programas de ordenador o cualquiera de las otras obras, interpretaciones o ejecuciones en los términos previstos en el apartado 1 de este artículo".

El auto, ciñéndose a la interpretación literal del citado artículo, indica que los "chips" que se instalan o se pueden instalar en las videoconsolas "pueden servir, desde luego, como dispositivo tendente a desprotegerlas para permitir utilizar juegos no originales, pero también para permitir la ejecución de juegos originales de otras zonas y para convertir la consola en un ordenador personal apto para realizar múltiples tareas absolutamente lícitas", entre las que señala escuchar música, manejar fotografías o ejecutar juegos de libre distribución no diseñados para videoconsolas.

El juzgado lo archivó

Por lo tanto, la Audiencia considera que en este caso no se cumple "el requisito de la exclusiva o específica destinación a supresión o neutralización de dispositivos de protección de las consolas".

Para que fuera delito, arguye el auto, los dispositivos que el comercio vende e instala tendrían que ir dedicados "en exclusiva" a la "supresión o neutralización de dispositivos de protección de las consolas". Y no era el caso.

"El comprador de un automóvil puede modificarlo a su antojo, poniéndole los alerones y tapacubos que pretenda, por antiestéticos que sean, mientras no perjudiquen la seguridad. Del mismo modo, el comprador de un dispositivo electrónico puede mejorar su máquina como desee (...), ¿Qué tienen de especial las consolas Sony Play Station que no tengan los coches, las lavadoras o los ordenadores portátiles?", se pregunta Carlos Sánchez Almeida, letrado defensor del propietario de la tienda.

La sentencia dice que la modificación sirve también para permitir "múltiples tareas absolutamente lícitas"

"Se sabe que la modificación de consolas es una práctica muy habitual. De cada dos PlayStation que hay en nuestro país, una lleva instalado el famoso 'chip' que permite ampliar sus prestaciones. Pero depende del usuario final el uso que se haga de éste", explicó ayer el abogado.

Entre las nuevas funciones que ofrece la manipulación de consolas encontramos la posibilidad de hacer que éstas funcionen como un ordenador para ver fotografías, escuchar música, conectarse a la red o incluso que la consola permita jugar a videojuegos originales de otras regiones del mundo (principalmente Japón y EE. UU.) que no se distribuyen en nuestro país. Algunas consolas de nueva generación como la PSP o la PlayStation 3 ya vienen con lo que se conoce como "region free" (región libre) para que no se modifique el hardware de la máquina.

Etiquetas:

Valencia

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones