Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

La comunicación “online” puede ayudar a curar determinadas patologías psiquiátricas, según un estudio británico-canadiense

Este trabajo valora como positivo el papel que muchas comunidades virtuales tienen para apoyar a los depresivos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 21 diciembre de 2003
Un estudio realizado por investigadores de las universidades de Oxford (Reino Unido) y Toronto (Canadá) ha llegado a la conclusión de que la comunicación a través de Internet puede ayudar a curar determinadas patologías psiquiátricas.

Internet está superando las barreras de la comunicación. En el terreno médico el debate no permanece tanto en si es efectiva o no tanta información sobre las más variadas patologías de acceso libre al usuario, con todos los peligros que ello supone para pacientes que se atreven a convertirse en sus propios médicos, sino en si es una herramienta válida para contactar con el paciente para superar problemas como la depresión, adicciones, ansiedad, estrés o trastornos de la conducta alimentaria, entre otros.

En el campo de la psiquiatría, normalmente se ha desmentido siempre la efectividad de la Red para que pacientes no diagnosticados superen sus dolencias, incluso hace menos de un año un estudio publicado en "Journal of Medical Internet Research" aseguraba que Internet, en solitario, no es válido sin la "tutoría" de un facultativo real. Sin embargo, recientemente, diversos estudios han puesto en duda tanta seguridad en la negatividad de los tratamientos en la Red.

Investigadores de las universidades de Oxford y Toronto acaban de publicar un estudio en la revista "BMC Psychiatry" con un sorprendente resultado: Internet puede ser válido para tratar la depresión.

Los investigadores fundamentan su aseveración en el seguimiento de tres aspectos: las pruebas de detección, las comunidades virtuales y la terapia en línea. Por una parte, valoran las posibilidades que ofrecen las pruebas para aquellos pacientes que no se atreven a entrar por la puerta de un psicólogo o un psiquiatra y, por otra, valoran como positivo el papel que muchas comunidades virtuales tienen para apoyar a los depresivos.

El estudio encontró también grandes "nichos" de depresivos no diagnosticados en países como Noruega, Suecia, Dinamarca, Alemania, Austria y el Reino Unido, y cifró el número de enfermos que no habían recibido asesoramiento médico en el sorprendente porcentaje de un 49% respecto a las personas que frecuentaban estos foros virtuales de apoyo psicológico.

"Algunos habían revelado su depresión, por primera vez, en la comunidad virtual", aseguran los investigadores. Por ello, los autores consideran que estos hallazgos "sugieren que esas comunidades de Internet pueden ser un instrumento útil para proporcionar apoyo", al poder intercambiar impresiones entre los afectados con la misma patología.

Pero no todo está tan claro, al menos en España. Así, mientras en Estados Unidos hay páginas web donde los "chat" están reglados y los contenidos supervisados, en nuestro país no existe una regulación tan expresa. Los "chat" que en España están dedicados a la depresión están llenos de todo tipo de expresiones y afirmaciones que nada tienen que ver con la depresión u otros trastornos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones