Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

La UE aprueba la puesta en marcha del sistema de navegación por satélite Galileo

España no obtendrá finalmente el centro de control de operaciones que reclamaba

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 30 noviembre de 2007
A última hora de ayer, los ministros de Transportes de la UE aprobaron la organización definitiva de los trabajos para la puesta en marcha del sistema de navegación europeo por satélite Galileo, pese al rechazo de España, que finalmente se quedará sin el centro de control de operaciones que reclamaba.

El comisario de Transporte ha señalado que el acuerdo asegura la independencia económica y estratégica de la UE. "La navegación espacial es un indicativo real de poder entre los países del mundo" señalaba Jacques Barrot. Compuesto por una constelación de 30 satélites europeos y con un coste aproximado de 10.000 millones de euros, Galileo tendrá aplicaciones civiles en el transporte aéreo, marítimo y por carretera.

Palao destacó que nunca antes se habían aprobado conclusiones en una reunión de ministros de la UE sin unanimidad, -los servicios jurídicos del Consejo dijeron que basta con la mayoría cualificada- y consideró "lamentable" que un proyecto tan importante nazca sin el consenso de todos los Estados miembros.

España sostuvo que no tiene precedentes que una decisión de este calado se tome por mayoría cualificada y que estudiará las acciones que puede emprender, entre las que podría estar llevar el asunto a la próxima Cumbre de Jefes de Estado de la UE, que se celebra en Bruselas el 14 de diciembre.

Hacer realidad el proyecto Galileo ha sido posible tras el acuerdo inesperado que alcanzaron el viernes los ministros de Economía de la UE encargados del Presupuesto europeo. Se desbloquearon finalmente, con el voto en contra de Alemania, los 2.400 millones de euros imprescindibles para la construcción y lanzamiento de los 30 satélites, procedentes de ayudas agrícolas sin gastar y fondos de innovación.

Diez horas de negociaciones

Tras diez horas de negociaciones, la presidencia portuguesa de la UE anunció la consecución de un acuerdo para desarrollar Galileo, que se suma al logrado la semana pasada para su financiación. Pero el secretario general de Transportes, Fernando Palao, denunció la fórmula propuesta, que condiciona la implantación de un centro de control de operaciones de la red de satélites en España a que no afecte a las capacidades de los centros que hay en Alemania e Italia.

España podría pedir que se revise el acuerdo durante la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno que se celebra el 14 de diciembre

Nuestro país pretendía obtener un compromiso de que contaría en su territorio con un centro de control plenamente operativo en 2013, con la finalidad de que las empresas españolas pudieran competir en igualdad de condiciones con las de otros países.

España ya cuenta en la actualidad con un centro de supervisión, en Madrid, pero con una capacidad técnica limitada, al contrario que los ubicados en Alemania e Italia. El objetivo del Gobierno español era aumentar su capacidad para equipararlo a los otros dos a partir de 2013, cuando está previsto que comience el despliegue de los satélites de Galileo.

Seis segmentos

La propuesta de la Comisión Europea aprobada por todos los Estados miembros, excepto España, divide los trabajos de Galileo en seis segmentos: satélites, lanzadores, programas informáticos, estaciones en tierra, centros de control y sistemas de operaciones.

Con el fin de que todas las empresas interesadas en el proyecto participen de forma equitativa, una misma firma sólo podrá liderar, como máximo, dos de esos segmentos. Además, cada contratista que obtenga una licitación tendrá que subcontratar parte del trabajo a otras compañías interesadas que se hayan quedado fuera del concurso.

Las empresas españolas tendrán que acudir a las licitaciones de los contratos que no puedan hacer los países adjudicatarios de los contratos de Galileo, ya que están obligados a "subcontratar" el 40% del total.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones