Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

La velocidad de conexión a la Red, un elemento a tener en cuenta por el internauta

Hay muchos factores que influyen para que consigamos una u otra velocidad de acceso

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 10 mayo de 2002
La lentitud de Internet acaba muchas veces con la paciencia de los internautas, de ahí que la velocidad de acceso se haya convertido en un elemento fundamental a tener en cuenta a la hora de adquirir un determinado módem, contratar un determinado proveedor o de conectarse a la red a una cierta hora del día.

Los actuales atascos en los servicios ADSL, a precios todavía bastante elevados, hacen que los kbps (kilo bytes por segundo, que miden la cantidad de datos que pueden fluir en un segundo) se antojen importantísimos. Un módem normal y corriente tiene un máximo de conexión de 56 kbps. Pero eso es el máximo. Hay muchos factores que influyen para que consigamos una u otra velocidad de acceso.

La hora del día. Por lo general, Internet funciona más rápidamente por las noches y a primeras horas de la mañana que por las tardes. Esto se da, en primer lugar, porque el mayor número de conexiones se realiza desde EE.UU., y cuando en España estamos en las horas matinales, allí es de noche. Y, en segundo lugar, porque la mayoría de los usuarios tiene contratadas tarifas que son mucho más baratas por las tardes que por las mañanas, por lo que en esas horas el número de conexiones es mayor. Asimismo, en fines de semana la red suele estar más tranquila (no se conectan ni oficinas, ni colegios, ni facultades).

El volumen de tráfico del proveedor de acceso a Internet. Cuanto más tráfico tenga mayor ancho de banda tendrá que tener ese proveedor para garantizar un acceso eficaz. Es decir, que cuanto mayor sea el número de usuarios "online" de un proveedor, mayor será la saturación de la red de ese proveedor.

La carga de la página en concreto que visitamos. Las páginas más visuales (imágenes, archivos multimedia, programación,...) son por lo general más pesadas y tardan más en cargar. Las más sencillas se visualizan más rápidamente.

Eventos especiales y puntuales. Una noticia importante (accidentes, atentados,...) puede llegar a suponer una saturación de la red durante unas horas.

Algunos de estos elementos mencionados se escapan muchas veces al control del usuario medio. El proveedor nos suele ofrecer unos datos que alaban sus virtudes de conexión y esconden sus defectos. ¿Cómo podemos comprobar entonces que lo que nos prometen es cierto?.

Hoy en día las ofertas de conexión gratuita son abundantes y es muy frecuente que un mismo cibernauta tenga contratado este servicio con varios proveedores. Es conveniente probar varios servicios hasta que encontremos el que mejor calidad nos ofrezca, y en este caso, la calidad se mide por la velocidad.

En Internet existen varias páginas en donde podremos testear, de manera neutral, cual es nuestra velocidad de conexión. Se trata en general de servicios sencillos que nos ofrecen varios datos interesantes para averiguar si nuestra velocidad de conexión es o no óptima. Estas webs suministran datos como la velocidad de descarga de ficheros, la velocidad de subida de ficheros, el tiempo de respuesta de los servidores, ... y más datos a tener en cuenta para revisar nuestra conexión.

Una de las páginas más interesantes en este campo (y en castellano) es la que ha puesto en funcionamiento, recientemente, el Grupo de Ingeniería Telemática de la Escuela Superior de Ingenieros de Telecomunicaciones de Bilbao (GIT): "www.velocimetro.org".

En esta web, una vez marcado el tipo de conexión que tenemos (RTB, RDSI, ADSL, Cable,...) nos indica el tiempo que se ha tardado en la descarga de un fichero. Asimismo, nos muestra la velocidad media de bajada que hemos tenido y cuál es la que deberíamos tener. Podemos acceder a los seis test realizados en la opción de resultados detallados. Todo ello de manera cómoda y visual y que nos puede ayudar a decidir cuál de nuestros proveedores es más eficaz.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones