Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

Las webs de las universidades públicas españolas suspenden en accesibilidad, según un estudio de la consultora Acctiva

El 87,5% no satisface las pautas mínimas y ninguna alcanza el nivel óptimo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 15 septiembre de 2004

La Universidad de Santiago de Compostela, la Pompeu Fabra y la Politécnica de Madrid son las más accesibles, indica el estudio. A la cola se sitúan la Politécnica de Valencia, la Complutense de Madrid y la Rey Juan Carlos (Madrid). El estudio recuerda que la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE) establece que todas las webs de las instituciones públicas deben ser accesibles antes del 31 de diciembre de 2005.

El consorcio World Wide Web (W3C), fundado en 1994, que elabora protocolos comunes para promover la evolución y asegurar la interoperabilidad de Internet, establece 14 pautas, denominadas WAI (Web Accesibility Iniciative), que los diseñadores deben aplicar para facilitar el uso de las páginas web no sólo a los discapacitados, sino a todas las personas. Para comprobar el cumplimiento de las pautas WAI se han establecido 64 puntos de verificación, divididos en tres niveles de prioridad. Las webs que cumplen con puntos de prioridad 1 consiguen el nivel A. Las que satisfacen los requisitos de prioridad 1 y 2 alcanzan el nivel AA, que es el mínimo recomendado por la Unión Europea (UE). Aquellos sitios acordes con todos los puntos de verificación, los tres grados de prioridad, se sitúan en el máximo nivel, el AAA.

Acctiva ha comprobado el grado de accesibilidad de los portales conforme a las directrices WAI de forma automática mediante el programa TAW (Test de Accesibilidad Web), desarrollado por el Centro Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas (CEAPAT), organismo dependiente del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. El software analiza el código html de tal manera que va indicando el número de errores de cada página. Así, cualquiera puede saber si la web no cumple los criterios de accesibilidad. Pero el programa tiene limitaciones. Para saber si una web es realmente accesible, es necesario complementar el análisis automatizado con otro manual, que debe realizar un experto.

Así, el estudio, que desvela una media de 28 errores por portada, sólo indica el porcentaje de webs de universidades públicas españolas que no satisface los criterios de accesibilidad recomendados por la legislación europea, y en qué grado lo hace. El análisis mediante el programa TAW no desvela qué portales universitarios son verdaderamente accesibles. La herramienta sirve a los desarrolladores para comprobar si una web no es accesible, pero no para validar que lo es, y en muchos casos se utiliza con este último fin.

Engaño

"Con el estudio hemos detectado que algunos diseñadores de webs se preocupan más por engañar a la herramienta automática TAW que por cumplir los criterios de accesibilidad", apunta el director general de Acctiva, Andrés Amorós. Es el caso de la web de la Universidad de Sevilla. Según el análisis automático sería la más accesible del estudio, pero una comprobación manual evidenció lo contrario: las imágenes de una web accesible llevan un texto alternativo que describe el contenido de la fotografía a los invidentes (mediante voz); en la web de la Universidad de Sevilla se encontraba la caja para el texto, pero vacía. El programa comprobó que la imagen y la caja para el texto estaban creadas, pero no percibió que no se encontraba la información correspondiente.

Según Amorós, navegar por la Red sigue siendo muy complicado para los discapacitados, sobre todo por los sitios españoles, ya que los desarrolladores "piensan más en la apariencia (el diseño) que en la usabilidad". Fenómeno que es más exagerado en España e Italia, en comparación con el Reino Unido y Alemania, donde los desarrolladores de webs "tienen más claro cómo orientar al usuario en Internet". En el Reino Unido, incluso, la ley obliga expresamente a cualquier empresa que ofrezca servicios por Internet a cumplir el nivel AA.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto