Los países asiáticos afectados por el terremoto en Taiwán restablecen las telecomunicaciones de forma gradual

La reparación completa de los cables submarinos dañados requerirá todavía de un par de semanas
Por mediatrader 29 de diciembre de 2006

Las comunicaciones submarinas del Pacífico, dañadas por el seísmo que sacudió el suroeste de la isla de Taiwán, se recuperan lentamente en los países asiáticos afectados. No obstante, harán falta al menos dos semanas para la reparación completa de estas infraestructuras.

China, el país más afectado, ha experimentado en las últimas horas una notable mejoría en los servicios de Internet, que funcionan ya casi con normalidad, según confirmaron las dos mayores operadoras del país. No obstante, el acceso a la Red todavía registra cierta lentitud. Las llamadas a otros países tampoco son posibles. «Hemos reajustado las líneas y ya no estamos tan afectados» por la rotura de cables ópticos submarinos que enlazan las redes de telecomunicaciones de China con el resto del mundo, indicó un portavoz de China Unicom, segunda mayor operadora nacional de línea fija.

Por su parte, la mayor firma de telefonía fija del país, China Netcom, indicó que sus operarios han trabajado «durante 48 horas para poner en marcha los procedimientos de emergencia, por lo que se han recuperado gran parte de las comunicaciones». «Colaboramos con las operadoras de telefonía de otros países durante esta madrugada, y gracias a ello se ha recuperado la conexión telefónica con Hong Kong y otras zonas», explicó la operadora. Varios barcos han sido enviados desde puertos como Hong Kong y Singapur con técnicos a bordo para iniciar las reparaciones submarinas, que se calcula se prolongarán durante al menos tres semanas, según China Netcom.

Las comunicaciones telefónicas de Taiwán con Estados Unidos, China, Japón y Europa fueron restablecidas ayer en un 50%, por lo que la recuperación es sólo parcial, según la empresa estatal Chunghwa Telecom Corp. La empresa taiwanesa ha contratado cuatro barcos para participar en la reparación de los cables, que comenzará el 2 de enero y durará unas dos semanas. Al igual que otros operadores asiáticos, Chunghwa Telecom ha tenido que recurrir a otras líneas y conexiones por satélite para recuperar el 70% de la capacidad de conexión con EE.UU. y Japón, el 60% con Europa y el 55% con China.

También en Corea del Sur se ha conseguido recuperar parte de los servicios de telecomunicaciones, según Korea Telecom, la mayor operadora de Corea del Sur, que ha conseguido reparar doce de las 92 líneas afectadas. Por su parte, otra operadora, LG Dacom, puso en funcionamiento trece de las 26 líneas dañadas.

Los problemas persisten en el Sudeste Asiático, si bien la situación vuelve poco a poco a la normalidad. En Filipinas, los servicios de Internet, al menos en la capital, continúan afectados. La situación en Malasia, Singapur, Indonsia y Tailandia es muy parecida.