Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

Los televisores de plasma podrían desaparecer por su elevado consumo energético

Los expertos creen que el futuro de las televisiones planas está en la tecnología OLED

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 14 enero de 2009
Los televisores de plasma se convirtieron en los más populares cuando los CRT, conocidos popularmente como de tubo, comenzaron a desaparecer. Más tarde los LCD empezaron a ganarle terreno al plasma, que pronto podría desaparecer en la Unión Europea (UE) debido a su alto consumo energético. No obstante, sobrevivirían aquellos diseñados específicamente para respetar el medio ambiente.

La UE fijará la próxima primavera unos nuevos estándares máximos de consumo energético en dispositivos tecnológicos y los televisores de plasma los superarán, lo que provocará inevitablemente su desaparición, según informó el "Daily Mail" en su edición on line. Esta medida forma parte de la estrategia de Bruselas para evitar el calentamiento global reduciendo el consumo energético en los hogares.

Dentro de esta estrategia se incluye prohibir la fabricación de aparatos que malgastan energía e introducir alternativas de bajo consumo. En los hogares hay en la actualidad el triple de aparatos eléctricos que en la pasada generación, habiéndose duplicado el consumo de energía.

OLED, el futuro

Gracias a un compendio de ventajas sobre los modelos actuales, los expertos afirman que los televisores OLED (Organic Lift Emitting Diode) serán los que liderarán este mercado en el futuro. Esta tecnología se puede usar como dispositivo de salida de imagen o como simple fuente de luz y su gran ventaja es que, mediante componentes orgánicos autoluminescentes, prescinde de retroiluminación, que sí necesitan las actuales pantallas de plasma y LCD.

La tecnología OLED permite crear televisores más delgados y flexibles, lo que significa menos peso y mayor comodidad para el usuario, además de representar nuevas posibilidades para los diseñadores. Asimismo, la calidad de imagen es superior, proporcionando más brillo y contraste. También resultarán más económicos en el futuro que los de plasma y LCD. Además, su consumo energético será menor.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones