Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

Más de la mitad de las universidades españolas ofrecen cursos a través de Internet

Los centros públicos casi doblan a los privados en cuanto a oferta formativa virtual

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 19 febrero de 2004
La oferta de formación de las universidades españolas a través de Internet empieza a ser significativa, aunque todavía no está suficientemente generalizada, tal y como se puso de manifiesto en las "Jornadas Formativas sobre Enseñanza Virtual" que se han celebrado recientemente en la Universidad de Huelva.

En estas jornadas, numerosos expertos analizaron las claves, los retos y las posibilidades de la docencia virtual y auguraron un aumento de la oferta de cursos y programas "online" a corto plazo. "La implantación del crédito europeo -que computa el trabajo presencial y no presencial del alumno- abre todo un campo de posibilidades a la enseñanza virtual o semipresencial", señala Alfonso Infante, responsable de la unidad de enseñanza virtual de la Universidad de Huelva.

Las nuevas tecnologías en la enseñanza universitaria han sido también objeto de un minucioso estudio por parte del Laboratorio de Educación y Nuevas Tecnologías de la Universidad de La Laguna (Tenerife). En España, a diferencia de otros países de nuestro entorno, son dos los modelos de oferta docente universitaria a través de Internet: la creación de campus virtuales paralelos a la red física de centros presenciales y la constitución de universidades completamente virtuales.

Titularidad de los centros

Así, más de la mitad de las universidades españolas (un 52%) tienen algún tipo de oferta docente a través de Internet, ya sea propia o compartida con otros centros. Pero si además se tiene en cuenta la titularidad de los centros, los datos revelan que las universidades públicas (61%) casi doblan el porcentaje de centros privados (31,5%) que disponen de alguna oferta formativa virtual.

En lo que al número de estudiantes matriculados se refiere, depende del año de creación de los campus virtuales: los más antiguos (creados en el curso 96-97) han tenido más de 18.000 estudiantes, los creados entre el 97 y 99 han registrado entre 3.500 y 4.000 alumnos, mientras que los creados entre 1999 y 2001 han tenido entre 200 y 1.500 estudiantes (a excepción de la Universidad de Murcia que ha contado con 8.000).

Uno de los aspectos más importantes es la oferta formativa, siendo los cursos de formación continua, las asignaturas de 1º y 2º ciclo, estudios de postgrado y cursos de doctorado los más frecuentes. Por áreas, existen mayor número de cursos a distancia en Ciencias Sociales y Estudios Técnicos, mientras que en Ciencias de la Salud y Ciencias Experimentales la oferta resulta bastante escasa.

El idioma utilizado en la gran mayoría de cursos virtuales es el castellano, seguido del catalán y el inglés, aunque también existen algunos cuya oferta está en euskera o gallego. En cuanto a la plataforma más utilizada, presente en el 50% de los campus, es la WebCT.

Control de calidad

Los expertos coinciden en que el siguiente reto de los campus virtuales es asegurar el control de su calidad. En este sentido, señalan algunas limitaciones y problemas como la ausencia de un patrón común en los distintos centros, una oferta formativa descompensada tanto en número de asignaturas por niveles como por campos de conocimiento. También precisan que la oferta formativa de algunas universidades es escasa, tanto para la enseñanza semipresencial como para la virtual, y que muchos de los campus están pensados para estudiantes matriculados en las asignaturas presenciales del propio centro, pero no para aquellos que quieran acceder a su oferta formativa desde otros puntos geográficos.

En este sentido, destacan la ausencia de una evaluación institucional de la oferta de docencia virtual. Para tomar medidas, los expertos sugieren la elaboración de unos criterios comunes de calidad para la educación a distancia a través de las redes digitales para todo el sistema universitario español. Una cuestión que fue debatida durante las mencionadas jornadas y que ha movido a las universidades andaluzas a colaborar en la creación de una guía de evaluación de la calidad de la enseñanza virtual universitaria. "No se trata sólo de ofertar cursos -indica Alfonso Infante- sino de ofrecer calidad. Es un tema que preocupa a los centros porque la oferta virtual es una carta de presentación de la propia universidad y de sus profesores".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones