Más del 56% de los números 803, 806 y 807 denunciados en 2009 fueron retirados

El motivo de la suspensión de estos números de tarificación adicional fue el incumplimiento del Código de Conducta vinculante para los prestadores de estos servicios
Por mediatrader 30 de septiembre de 2010

Más del 56% de los números 803, 806 y 807 denunciados en 2009 fueron retirados por incumplir el Código de Conducta, tal como recoge un informe elaborado por la Comisión Permanente de la Comisión de Supervisión de los Servicios de Tarificación Adicional, organismo encargado de velar por el cumplimiento del Código de Conducta vinculante para los prestadores de estos servicios.

La Comisión Permanente comprobó 144 números telefónicos, del total de 204 denunciados el pasado año, y propuso a la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información la retirada de 115, el 56,37% del total de números acusados, tras constatar el incumplimiento del Código de Conducta.

Según explicó el Ministerio de Industria Turismo y Comercio, el incumplimiento del Código de Conducta supone la retirada del número de tarificación adicional al prestador, mientras que la vulneración reiterada es motivo de resolución del contrato entre el operador y el prestador.

Además, se archivaron las denuncias sobre 29 teléfonos (el 14,21% del total de denuncias). Este archivo fue debido a la «constatación» de que no se había incumplido el Código de Conducta o al hecho de que se trataba de reclamaciones económicas por la indebida o excesiva facturación por parte de un prestador, por lo que se tramitan por la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones como una reclamación.

El 26% de los expedientes abiertos correspondieron a denuncias de particulares

A lo largo del pasado año la Comisión Permanente dio continuidad a la serie de medidas adoptadas en años anteriores ante la existencia o conocimiento de presuntas prácticas fraudulentas en el mercado (llamadas previo reclamo de oferta de trabajo, obtención de regalos, aviso de recogida de paquetería en correos, etc.) que, por sus características, eran susceptibles de vulnerar los derechos económicos y de información de los usuarios. La investigación también se centró en la publicidad impresa de servicios de tarificación adicional, explicó Industria.

Del total de los expedientes abiertos, el 26% correspondieron a denuncias de particulares, el 11% se iniciaron de oficio por la Comisión y el 63% restante fueron denuncias presentadas por instituciones de consumo.

Líneas 905

El informe de la Comisión Permanente recoge que el número de reclamaciones presentadas ante la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones por facturación indebida o excesiva de estos servicios se mantuvo en niveles muy bajos. Las reclamaciones por servicios de tarificación adicional en 2009 supusieron el 2,3% de las relativas a la telefonía fija.

También destaca la «favorable evolución» de las reclamaciones relativas a las líneas 905. El Ministerio de Industria explicó que en marzo de 2009 entró en vigor la obligación de desglosar en las facturas la parte relativa a servicio soporte y la de tarificación adicional. A partir de ese mes se observó una «clara tendencia descendente en el número de reclamaciones recibidas, tanto en telefonía fija como móvil». En diciembre de 2009, las reclamaciones por números 905 supusieron el 3,2% de todas las de telefonía fija y el 2% de las de telefonía móvil.

La retirada de números telefónicos por parte de la Comisión de Supervisión de los servicios de tarificación adicional se debió, entre otros motivos, a los anuncios por palabras, que supusieron el 46,95 % del total; el fraude (por la incitación al usuario a llamar a un servicio de tarificación adicional con engaño), con el 11,59%; las ofertas laborales (10,98%); los servicios de contactos de televisión (8,54%) y la asistencia técnica (7,32%).