Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

Primer juicio en España contra un creador de programas P2P

Las grandes discográficas le reclaman 13 millones de euros

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 20 mayo de 2009

intercambio de archivos P2P. Las grandes discográficas (EMI, Sony, Universal y Warner) y la asociación de productores musicales (Promusicae) reclaman a Pablo Soto, responsable de programas como Manolito, Piolet o Blubster, una indemnización 13 millones de euros por fomentar la piratería y la competencia desleal.

Soto negó que sus herramientas fomenten la piratería y quiso dejar claro que ha creado estos programas para que la gente los use como desee. “Ellos (los productores) lo han intentado contra los usuarios y les han parado los pies. Y contra las operadoras tienen muy poco que hacer”, apuntó el informático.

Además, recordó que la industria discográfica fracasó en su intento, por la vía penal, de acabar con las páginas que facilitan enlaces para la descarga de archivos P2P y se les ha negado, por lo civil, medidas cautelares para cerrar estas webs. “Sólo quedamos los desarrolladores de software”, comentó Soto, quien acusó a sus demandantes de buscar sólo publicidad y “dejar en el subconsciente colectivo que este tipo de programas es malo”.

Por su parte, el presidente de Promusicae, Antonio Guisasola, aseguró que el objetivo de Soto era enriquecerse: “Cobraba por esos programas y sus actualizaciones, sabiendo que se utilizaban para descargar contenidos protegidos por derechos de autor”.

Según Guisasola, la cantidad solicitada es “pequeña”, ya que presupone que los cerca de 20 millones de usuarios que se descargaron el programa de intercambio P2P Manolito se bajaron sólo una canción. Y el corte se cotiza a un dólar, de ahí la cantidad reclamada (20 millones de dólares o 13 millones de euros).

Ficheros copyleft

Los demandantes, que fueron los primeros en declarar ante el tribunal, aseguraron que ninguna empresa de Soto les pidió los catálogos de sus artistas para poder comercializarlos de forma legal. Además, se negaron a confesar por cuánto venden sus canciones a los portales que después revenden sus títulos.

Después, los peritos explicaron el funcionamiento de las herramientas creadas por el informático. El abogado de la parte demandada insistió en que los programas de Soto permiten el intercambio de ficheros copyleft (libres de derechos) y que si algún usuario decide usar archivos protegidos por derechos de autor es cosa suya.

Nueva ofensiva contra "The Pirate Bay"

Los fundadores de “The Pirate Bay” -Fredrik Neij, Carl Lundström, Gottfrid Svartholm y Peter Sunde- se enfrentan a nuevas multas tras la reciente condena por parte de un tribunal de Estocolmo.

Según el diario sueco “Dagens Nyheter”, Universal, EMI, Sony y Warner han pedido nuevas sanciones contra ellos porque el sitio sigue facilitando el intercambio de obras protegidas por derechos de autor.

El pasado 17 de abril, Neij, Lundström, Svartholm y Sunde fueron condenados a un año de prisión y al pago de una multa de 30 millones de coronas suecas (2,6 millones de euros) por daños y perjuicios a la industria audiovisual.

Sin embargo, el fallo, que ha sido apelado por el abogado de los demandados, no recoge ninguna medida sobre el sitio web, que sigue funcionando con normalidad.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones