Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

Cuatro reproductores multimedia a estudio en su faceta como centros musicales

La facilidad de manejo de la discoteca marca la diferencia

iTunes 9.0.2

Lo mejor: Su usabilidad, las radios y los podcast que ofrece.

Lo peor: Por defecto no reproduce ni WMA ni Ogg Vorbis, ni se sincroniza con reproductores portátiles de marcas distintas a Apple.

Diseño y características

/imgs/2010/01/itunes.art.jpgSu estética ha triunfado entre los reproductores de música. Una de las diferencias con los demás se encuentra en que su tienda de descargas se integra completamente con la aplicación. Su tienda se rastrea a través del mismo buscador con el que se encuentran las canciones en el disco duro.

Dispone de un proceso automático para realizar copias de seguridad de la música almacenada en el ordenador

Se sincroniza con hasta cinco ordenadores en la red local para incorporar canciones en cualquiera de ellos a la biblioteca. Es de gran utilidad que disponga de un proceso automático para realizar copias de seguridad de la música almacenada en el ordenador. Sólo hay que cambiar los DVD o CD necesarios hasta completar todo el espacio. Dispone de un ecualizador con 22 preajustes.

Tiene su propia selección de emisoras de radio por Internet, con cientos de radios clasificadas en 25 géneros. Como Winamp y VLC, apuesta por la integración de los podcast. Permite la suscripción y descarga de nuevos capítulos con numerosas opciones de configuración y dispone de un directorio en su tienda.

Como elemento negativo, no reproduce tanta variedad de formatos de audio como VLC o Winamp. No funcionan por defecto ni Ogg Vorbis (formato de software libre) ni WMA, aunque puede convertir a AAC los archivos grabados en el formato de Microsoft (WMA) que no tengan restricciones de derechos.

Usabilidad

Resulta muy usable. Ofrece tres formas de navegar por la biblioteca: una visita, muy visual pero menos ágil, por las carátulas de los diferentes discos que se tengan grabados en el ordenador; una lista completa con los títulos, artistas, duración y puntuación; y la mezcla de ambos, que muestra las portadas con mayor tamaño.

Se echa de menos la posibilidad de introducir una cola de canciones con agilidad, como se puede hacer en Winamp o Windows Media

Una opción interesante en la gestión de la discoteca consiste en permitir que los cambios efectuados en las etiquetas se trasladen a los nombres reales de los archivos. Ahora bien, se echa de menos la posibilidad de introducir una cola de canciones con agilidad, como se puede hacer en Winamp o Windows Media. Para ello, iTunes obliga a crear una lista de reproducción nueva.

Reproducción

Las listas de reproducción muestran información de las canciones que se han añadido y del tiempo. Se manejan con presteza mediante la operación de arrastrar y soltar. Dispone de algunas predefinidas, como “Mis preferidas”, a partir de la puntuación otorgada por el usuario, “Las 25 más escuchadas”, o “Reproducciones recientes”, muy práctica porque se acelera el acceso si se desea escuchar de nuevo algún tema.

Ofrece además varias opciones automáticas para crearlas. Una es la denominada Genius. En ella se envían anónimamente a Apple los nombres de las canciones, el número de reproducciones y los puntos otorgados a cada una de ellas. A partir de estos datos, unidos a los de otros usuarios del sistema, el programa selecciona qué canciones suenan mejor juntas.

Se sincroniza con iPod, iPhone, pero no con los reproductores de MP3 de otras marcas

Otra lista automática se denomina “iTunes DJ”, donde el programa se encarga de seleccionar canciones de forma aleatoria para que la música suene sin fin. Se pueden crear listas automáticas a partir de diversos criterios, como el título, el género, etc. Las listas de reproducción se pueden publicar en su tienda para que otros usuarios las consulten, o llevar al blog o perfil de una red social.

Grabación y sincronización

Las listas de reproducción se pueden transformar en las pistas de la grabación de un disco de forma automática, tanto para CD como DVD sin más límite que la velocidad de grabación que pueda soportar el equipo y el disco. A partir de un disco, se pueden crear archivos en MP3, AAC, AIFF, WAV o Apple LossLess (con extensión .m4a). Las canciones ya comprimidas también se pueden transformar en cualquiera de estos formatos.

Se sincroniza con iPod, iPhone, pero no con los reproductores de MP3 de otras marcas. Esta tarea se configura por tipo de contenido y también se pueden seleccionar diversos parámetros para elegir automáticamente las canciones (las últimas diez añadidas, las más escuchadas, etc.). Incluso se puede rellenar todo el espacio vacío con canciones aleatorias, en caso de no saber qué añadir.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones