Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

Un estudio revela que la avalancha de correos electrónicos en el trabajo provoca estrés

Los trabajadores más "agobiados" llegan a visitar su buzón de "e-mail" entre 30 y 40 veces por hora

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 17 septiembre de 2007
En muchos puestos de trabajo el correo electrónico se ha convertido en una herramienta fundamental y también en el principal quebradero de cabeza de los trabajadores que dependen de él. La avalancha de "mails" que llegan cada día a los buzones provoca un estrés casi incontrolable, según un estudio de la Universidad de Glasgow, en colaboración con expertos de la Universidad de Paisley, en Escocia.

Este trabajo revela que el 34% de los trabajadores estudiados se siente muy estresado por el gran volumen de correos electrónicos que entra en su ordenador. Sin llegar a altos niveles de estrés, un 28% reconoce que esta catarata de "e-mails" supone una "fuente de presión" adicional al trabajo. El resto de empleados no considera molesto el alto volumen de correos porque, simplemente, se dedica a no contestar a estos mensajes o bien lo hace con hasta una semana de retraso.

Los más "agobiados" visitan su buzón de correo electrónico entre 30 y 40 veces por hora. Hasta un 35% de los empleados chequean su correo cada cuarto de hora, mientras que el 50%, los más relajados, lo hacen más de una vez cada hora.

Los psicólogos que han participado en esta investigación afirman que el estrés que genera el "e-mail" responde "al sentimiento que tiene el trabajador de que debe responder rápidamente al mensaje para no defraudar las expectativas de quien lo envía". Advierten de que el chequeo constante del correo "afecta muy negativamente a otras iniciativas del trabajo, porque interrumpe la cadena de pensamiento".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones