Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

Un hospital madrileño hace uso del teléfono móvil para el control postoperatorio

Los pacientes acogidos a este sistema tomarán imágenes de la zona operada y las enviarán al centro médico

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 11 julio de 2004

El “modus operandi” de este sistema de telecontrol es muy sencillo: el servicio que dirige el doctor Martínez Campos facilita al enfermo un teléfono móvil de tercera generación; una vez en casa, el paciente captura imágenes fotográficas de la zona operada y las envía posteriormente mediante un mensaje multimedia (MMS) al buzón de correo electrónico del hospital donde serán visualizadas y evaluadas por los facultativos. El diagnóstico médico será inmediato, el estado de ansiedad, duda o inquietud del enfermo, solventado con celeridad, y las molestias, nulas.

Como puede inferirse, el control domiciliario que auspicia la telemedicina es instantáneo. Así lo subraya el creador del proyecto, el doctor Carlos Martínez Campos, quien en colaboración con otros investigadores homólogos de la Universidad Complutense de Madrid, han decidido implantar este sistema en el Clínico por las cuantiosas ventajas que reporta. “Es idóneo -asegura el doctor- para el seguimiento de pacientes que presentan complicaciones o situaciones de duda que requieren una consulta visual del médico, tales como tumefacción, enrojecimiento o exudados de la herida operatoria, que pueden provocar dolor y significar la infección de la misma; existencia de hemorragias o hematomas, alteraciones del propio vendaje…”. Es el método de conseguir, vía telefónica, dice Martínez Campos, que situaciones que se reproducen tras una intervención y que “alarman” al enfermo, se suavicen con la única acción de tomar una instantánea de la zona afectada y pedir una opinión experta.

El resultado es obvio: nadie tiene que moverse de su sillón y el diagnóstico es cien por cien fiable. Si, tras unos días, la evolución de la herida se produce con naturalidad y el paciente se recupera, devuelve el teléfono y la relación doctor-paciente termina, quedando a expensas de su médico de cabecera.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones