Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

Vodafone y Telefonica ponen el marcha la tercera generación de móviles dos años y medio después de lo que se comprometieron

Permitirán conectarse a Internet, con características de banda ancha, desde cualquier lugar en el que haya cobertura del servicio

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 16 febrero de 2004
Las comunicaciones móviles de tercera generación comienzan a ser una realidad. El sistema conocido bajo las siglas UMTS es ya una oferta concreta, con tarifas conocidas y que podrá empezar a utilizarse en los próximos días en las capitales de provincia de España. De momento, sin embargo, las tarjetas que se comercializarán estarán destinadas a ordenadores portátiles, ya que habrá que esperar algún tiempo para poder disponer de un terminal de teléfono.

El jueves pasado, Vodafone comunicó por la mañana que sus tarjetas para ordenador con sistema UMTS se pondrían a la venta a partir de hoy lunes en siete capitales de provincia -Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Bilbao, Zaragoza y Málaga-. A media tarde, Telefónica Móviles anunció que haría lo mismo, pero el viernes, sin esperar al lunes y en todas las capitales de España.

Las tarjetas que comienzan a vender Vodafone y Telefónica Móviles únicamente sirven para ser instaladas en ordenadores portátiles. Su función principal es permitir que estos equipos puedan conectarse a Internet, con características de banda ancha, desde cualquier lugar en el que haya cobertura del servicio. De momento, la cobertura está restringida a las capitales de provincia, pero se extenderá a otras zonas en los próximos meses.

La velocidad de transmisión de datos es la principal ventaja del sistema UMTS. Permitirá a los ordenadores portátiles conectarse a Internet o descargar el correo electrónico a una velocidad de 384 kilobits por segundo, un 50% más rápida que la que se obtiene con una conexión básica de ADSL.

Las tarjetas -y, en el futuro, los terminales de teléfono- que comercializarán Vodafone y Telefónica son duales: funcionan en UMTS y también con la tecnología actual de transmisión de datos denominada GPRS. Con ello se evita que la escasa cobertura geográfica que tiene por el momento la red de tercera generación impida un uso razonable de los equipos.

Durante varios meses, unos 3.000 clientes empresariales de ambas operadoras han participado en una experiencia piloto para probar de forma gratuita el uso de este tipo de transmisiones.

Vodafone ha anunciado que su tarjeta de ordenador se podrá adquirir al precio de 400 euros. La de Telefónica será más cara, 500 euros, aunque incorporará la transmisión gratuita de los primeros 150 megas de información. Ambas compañías arrancan este servicio con un coste idéntico: un euro por cada mega transmitido. Un mega es, aproximadamente, lo que ocupa un correo electrónico que incorpore un documento de texto realizado en un programa convencional -Word, etc.-, de unos 30 folios.

De la posición del tercer operador, Amena, puede depender el futuro de esta tecnología en España. Auna, el grupo en el que se integra Amena, ya ha anunciado que esta operadora ofrecerá sus primeros servicios UMTS en octubre.

Para Xfera, que todavía no ha salido al mercado, esta negociación es vital, lo que no se puede saber todavía es si su supervivencia, a cualquier precio, interesa al sector.

Todas las compañías tienen en estos momentos el mismo problema: la escasez de terminales UMTS en el mercado internacional, debido a que los fabricantes de equipos aún no se han tomado del todo en serio el lanzamiento de esta nueva tecnología.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones