Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Derechos y trámites burocráticos

Cómo comprar billetes de avión en la Red

La gestión de las reservas se tramita sin problemas, pero conviene conocer las condiciones de cambios y cancelaciones, ya que los gastos en algunos casos pueden llegar al 100% de su precio.

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 25 febrero de 2004
AvionRápido, sencillo, seguro, cómodo y, casi siempre, más barato. Desde casa o centro de trabajo se puede reservar un vuelo, escoger el asiento e imprimir la tarjeta de embarque. El inconveniente es que algunas tarifas no permiten ningún tipo de cambio, cancelación o modificación por parte de los clientes por lo que éstos no tienen derecho a su reembolso. Pero si se quiere evitar colas y esperas en los aeropuertos y únicamente viajar con equipaje de mano, incluso dirigirse directamente a la puerta de embarque. Entre las ventajas de algunos vuelos contratados por Internet, además del precio, está la posibilidad de facturar "online" con 24 horas de antelación y hasta tres horas antes del despegue. Una vez que se haya tomado la decisión y se tenga claro el viaje que se quiere realizar, simplemente habrá que dirigirse a alguna de las direcciones web de las compañías aéreas o de algún servicio de viajes que ofrezca seguridad. Estos son los pasos a seguir:

1. Seleccionar el origen, destino y fechas en las que se desee viajar.

2. Introducir el número de personas, clase de billete (turista, business...) y si se desea que aparezcan los resultados por precios o por horarios. Es más frecuente elegir por precios.

3. Si el resultado muestra más de una posibilidad de ida y vuelta hay que volver a elegir.

4. El sistema vuelve a dar otra opción para buscar por tarifas con o sin restricciones. Si se busca el billete más barato, es mejor seleccionar con restricciones.

5. Por fin, aparece el vuelo elegido, con su horario de salida, llegada y el precio (con tasas).

6. Si se opta por retirar el billete en cualquier agencia de viajes cobrarán una comisión (aproximadamente de unos 6 euros). También se puede escoger para que envíen el billete a casa.

7. Proceder a la compra y continuar. Pedirán los datos personales. Si no se está registrado lo más probable es que haya que registrarse para poder comprar. Se requiere un nombre de usuario y una clave que se almacenará para comprar en posteriores ocasiones.

8. Una vez comprado el billete hay un plazo, normalmente de 72 horas, para retirarlo. Si no se recoge se pierde la reserva, no el dinero, pues generalmente se carga en cuenta una vez que se ha retirado.

Es importante saber que, por lo general, no es posible comprar con tarjetas de débito y que, para comprar un billete, el titular de la tarjeta de crédito debe ser el pasajero o uno de los pasajeros. Esto significa que no se puede reservar un billete a otra persona si no se viaja con ella, de no ser que la compra se haga con su número de tarjeta. En definitiva, es imprescindible que el pasajero o uno de los pasajeros pague el viaje. También conviene tener en cuenta que los costes por modificaciones pueden ascender, en algunos casos, al 100% de la tarifa por la reserva.

Un buen consejo para quienes no confían en las transacciones por Internet es que abran una cuenta sólo para este tipo de compras y que ingresen el dinero justo para las mismas. Así evitarán fraudes en el hipotético caso de que hubiera algún problema de seguridad.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones