Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes

España, con seis mil muertos anuales, muy lejos de Europa en seguridad vial

Coches y carreteras demasiado antiguos, falta de agentes en vías urbanas e interurbanas y escasa formación e información, causas de la alta siniestralidad

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 20 octubre de 2002
Año tras año, España se sitúa en los primeros puestos entre los países europeos en lo que a siniestralidad y mortandad en la carretera se refiere. La antigüedad de los vehículos, el mal estado de las carreteras y el insuficiente número de agentes de tráfico tanto en las vías urbanas como interurbanas son para los expertos, junto al factor humano, las principales razones de esta pésima clasificación.

Los últimos datos comparativos entre países de la UE son de 1998. Ese año, España ocupó el cuarto puesto en número de muertos en accidentes de tráfico por millón de vehículos, con 314 víctimas. Por encima estuvieron países como Grecia, con 679 fallecidos; Irlanda, con 353, y Portugal, con 350. Respecto al número de víctimas mortales, España ocupó también el cuarto puesto con 5.957, sólo superada por Francia con 8.918 muertos, Alemania con 7.792 e Italia con 6.267.

Fuera de cualquier análisis concreto, basado en una u otra estadística, la realidad es tan simple como preocupante: las carreteras españolas se cobran demasiadas vidas en comparación con las de nuestros socios europeos. Para Luis Montoro, catedrático de Seguridad Vial de la Universidad de Valencia, director del Instituto Universitario de Tráfico y Seguridad Vial (Intras) y máxima autoridad nacional en la materia, cuatro son los principales motivos de este fenómeno: el mal estado de las carreteras, el insuficiente número de agentes de tráfico, la antigüedad de los vehículos y, por supuesto, el factor humano.

Según Montoro, que reconoce que desde 1989 (9.032 muertos) el número de víctimas en las vías españolas ha descendido (unos 6.000 en 2001), las carreteras nacionales no están preparadas para soportar el gran número de vehículos que circulan por ellas.

«Es primordial -señala- la mejora de las carreteras secundarias, sobre todo en zonas turísticas, así como el desdoblamiento de las vías de gran tránsito para evitar el más mortífero de los accidentes, el choque frontal. No hay que olvidar, sin embargo, que tenemos muchas señales que no cumplen los principios básicos que tienen que tener las señales, como los de ser visibles, ser legibles, ser creíbles o ser inteligibles», advierte Luis Montoro.

La Unión Europea ha elaborado el llamado 'Libro Blanco del Transporte', en el que recoge medio centenar de propuestas encaminadas a la mejora de la seguridad vial. Entre otras destacan: equiparar las sanciones a los infractores y equiparar las medidas que puedan adoptarse en los controles de tráfico; la señalización de los puntos negros; elaborar una normativa común para que todos los túneles existentes en los países de la UE tengan unas medidas de seguridad mínimas; armonizar las señales de tráfico de todas las carreteras europeas; equiparar en todos los países de la UE las tasas de alcoholemia; instalar en las carreteras señales que indiquen la velocidad optima en cada momento; aumentar las medidas obligatorias de seguridad pasiva en los vehículos que circulen en la UE, tanto para sus ocupantes como para peatones o ciclistas y, en los autobuses, hacer obligatorio el uso del cinturón de seguridad en todas las plazas.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones