Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Ideas y consejos

Intercambio de casas en vacaciones

Estos acuerdos voluntarios propician destinos en todo el mundo a los interesados más abiertos a ofertas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 4 septiembre de 2006

No se puede decir que sea novedoso, porque ya hace medio siglo que comenzó en Europa el movimiento espontáneo de intercambio de viviendas entre particulares para pasar sus periodos de vacaciones. Sin embargo, hasta hace apenas tres años no se había popularizado en nuestro país, principalmente gracias al boca a boca y al papel determinante de las nuevas tecnologías. Numerosos portales de Internet -gratuitos y de pago- se dedican a facilitar a sus usuarios la tarea de anunciarse e iniciar la búsqueda. Lo más importante para el usuario si está interesado en pactar un intercambio es dejarlo todo muy claro para evitar problemas. Nuestro país es uno de los más solicitados por los extranjeros, por ello son también los españoles quienes más pueden beneficiarse de esta modalidad de vacaciones que suprime los gastos de alojamiento y que puede poner a disposición del viajero casi cualquier destino.

Acuerdo voluntario

“Una vez establecido el contacto se abre la posibilidad de llegar a un acuerdo entre particulares que se efectúa de buena fe”.“Una vez establecido el contacto se abre la posibilidad de llegar a un acuerdo entre particulares que se efectúa de buena fe” Nadie puede garantizarte nada sobre el resultado del intercambio. Esto no se rige por ninguna ley y da igual que pagues por anunciarte como que no. Ni siquiera sería válido un contrato tipo que puede descargarse desde nuestra página, por eso nadie lo firma”, explica Juan Navarro mientras remarca las ventajas de esta manera de viajar y opina que es mucho más arriesgado acordar un alquiler de un apartamento de verano entre particulares. “En ese mundillo sí que hay desaprensivos” -dice-, de hecho está intentando separar muy bien aquellos anuncios que aprovechan su sitio web para ofrecer su piso también en alquiler “porque esto se presta a confusiones”.

Juan Navarro asegura que en los cinco años que lleva dedicándose a esto sólo ha tenido dos quejas. Lo importante es que ambas partes se molesten en buscar información y asesorarse para pactar sus condiciones libremente. “Hay que ‘trabajárselo’, establecer una correspondencia, hablar por teléfono, enviarse fotos…”. Las personas que practican intercambios son -según Juan Navarro- de nivel cultural medio-alto y sobre todo aquellas que disponen de más tiempo de vacaciones, como puede ser el caso de los profesores, y de los que tengan una segunda residencia en la costa, que es la que normalmente se intercambia en nuestro país.

/imgs/2006/09/apartamento2.jpg

Pero Mª Àngels Sas advierte alguna evolución al respecto en los últimos años. Dice encontrar cada vez más jubilados entre quienes ‘intercambian’ sus casas, así como personas residentes en las grandes ciudades, principalmente. “En España nos cuesta dejar la casa, igual que sucede en Grecia, Italia y Portugal, pero poco a poco vamos equiparándonos a los países anglosajones donde no hay tanto apego”, declara. Además, antes se hacían casi todos los intercambios en verano y ahora, como se reparten más las vacaciones, también se intercambia durante el resto del año, sobre todo en Navidades y Semana Santa.

El alojamiento que se intercambia puede ser turístico o no, de playa o de montaña o urbano. La representante de Intervac asegura que normalmente a cada socio le mueve un interés distinto. “Por ejemplo, alguien de California que deja una casa con jardín, piscina, etc. que quiere ir a París desea un piso; no importa que sea pequeño, pero que esté en el centro. No desea una mansión como la suya pero a 40 Kilómetros del centro”. Navarro asegura que hubiera podido intercambiar -de no ser por cuestiones de agenda- su casa en el Pirineo por una mansión en Miami con embarcadero propio.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones