Japón: todo lo que hay que saber antes de viajar al país del sol naciente

Las mejores temporadas para ir a Japón, donde habitan más de 127 millones de personas, son primavera y otoño
Por Esperanza Escribano 22 de febrero de 2007

Japón es un país que une tradición y modernidad y quizás en esta combinación radique gran parte de su atractivo como destino turístico. Sea cual sea el gusto del viajero, éste siempre encontrará algo fascinante que le haga visitar el llamado ‘país del sol naciente’, ya que cuenta con una cultura milenaria además de ser una de las mayores potencias económicas del mundo. El desarrollo del turismo en los últimos años ha supuesto además que se haya desmitificado el hecho de que Japón era un país inalcanzable. De hecho, la distancia que separa al país nipón de España no es mucho mayor que la que hay respecto a destinos muy populares como Argentina o Brasil. También la variedad de ofertas en cuanto a paquetes turísticos con guías en español ha logrado incrementar el flujo de visitantes. Y a todo esto se une que la apreciación del euro ha conseguido que los precios japoneses sean más baratos para los europeos que hace cinco años. En definitiva, hay pocas excusas para no dar el salto a uno de los países más desarrollados del planeta.

En trazos

En trazos

Es bien sabido que a los japoneses les gusta viajar. Es suficiente pasar por cualquier destino de interés turístico europeo para apreciar a un grupo de japoneses retratando con sus cámaras fotográficas la cultura occidental. Pero, a la inversa España aún está muy lejos de igualar las cifras de turistas japoneses que se reciben. Los últimos datos que ofrece el Gobierno corresponden a 2003 y cifran en 252.000 las personas que procedían del país nipón. Respecto al número de visitantes españoles a Japón, los informes de 2005 hablaban de casi 26.000, de los cuales el 64% realizaron su viaje con motivos turísticos, exclusivamente.

Aunque las cifras no sean abrumadoras, según la embajada japonesa en España (www.es.emb-japan.go.jp) el crecimiento de un año a otro se acerca al 50%. Las razones que apuntan se refieren sobre todo a la evaluación del euro, que en la actualidad equivale a 156,27 yenes, según el Banco Central Europeo. “Japón ofrece una buena relación calidad-precio. Es poco probable que llegue a tener unos precios tan baratos como algunos de sus vecinos asiáticos, pero los servicios y facilidades que ofrece son de los mejores del mundo y sus actuales precios son más favorables que el de otros países desarrollados. Con un poco de planificación, Japón es incluso económico para el viajero conocedor”, se apunta desde la embajada.

De hecho, en lo que a alojamientos se refiere se puede dormir en una casa de huéspedes por unos 30 euros. Aunque si se opta por un hotel típico japonés ‘ryokan’ u otro de categoría media, la habitación puede rondar entre los 50 y 80 euros, nada desorbitado con los precios de establecimientos españoles. Quizás lo que resulte más elevado de precio para el turista sea el transporte, pero también hay que tener en cuenta que Japón cuenta con una de las mejores redes del mundo. En la gran metrópoli que es Tokio un bono de un día en el metro puede alcanzar casi los seis euros, pero es la forma más cómoda y accesible de ir de un lugar a otro en una ciudad de más de 12 millones de habitantes.

En la gran metrópoli que es Tokio un bono de un día en el metro puede alcanzar casi los seis euros, pero es la forma más cómoda y accesible de ir de un lugar a otro en una ciudad de más de 12 millones de habitantes

Precisamente, una de las particulares de Japón es su población. Ocupa el décimo puesto de los países más poblados ya que en una superficie de 337.835 kilómetros cuadrados habitan más de 127 millones de personas, lo que da lugar a una densidad de población de 336 habitantes por kilómetro cuadrado, casi cuatro veces más que en España. A ello se une también su complicada orografía, por estar compuesto por más de 3.000 islas a lo largo de la costa asiática, cada una de ellas con su propia cadena montañosa. Aunque si nos referimos a cotas, hay que destacar indudablemente el Monte Fuji, que es la montaña más alta del país con 3.776 metros de altura. Estos datos suponen también un aliciente turístico para los amantes de la naturaleza, que cuentan con numerosas rutas de gran belleza que atraviesan bosques y recorren templos. Eso sí, hay que tener en cuenta que Japón se encuentra enclavado en una zona de gran actividad volcánica, con lo que son bastante frecuentes temblores de pequeña magnitud. Hay datos que incluso aseguran que se producen más de 1.500 terremotos al año, afortunadamente de escasa densidad.

Todo aquel que ha visitado Japón coincide en destacar el afable carácter del japonés. Respetuoso y educado, el comerciante nipón no duda en tratar de manera excelente a todo aquel que entre en su negocio. Quizás esta actitud se deba al sentido del trabajo que impera en todo el país, que ha hecho ya famosas sus duras jornadas laborales. No obstante, esta dedicación se ve recompensada, en parte, si tiene en cuenta que el salario medio de Japón es de los más altos del mundo, y más si nos detenemos en la capital, Tokio.

Preparar las maletas

Preparar las maletas

Antes de preparar un viaje a Japón hay que tener en cuenta la época del año, aunque lo extenso de su geografía supone que sea un país con una gran diversidad de climas. En el Sur es cálido subtropical, mientras que en el Norte es ligeramente frío. Además, el monzón del Sudeste en verano y del Noroeste en invierno provoca intensas precipitaciones en las regiones montañosas. Con estos condicionantes se extrae que las mejores temporadas para ir a Japón son primavera y otoño. La primavera es una magnífica oportunidad para ver los cerezos en flor en cualquiera de los extensos y cuidados parques japoneses.

La diferencia horaria de Japón respecto a España es de ocho horas más en invierno y siete en verano. Y para viajar a este destino asiático no se necesita ninguna vacuna en particular. A los españoles que viajan por un periodo máximo de noventa días no se les requiere visado, siempre y cuando el motivo del viaje sea meramente turístico, familiar o de negocios. De este modo, el viajero tiene dos opciones: comprar un billete de avión y hacerse el viaje ‘a su aire’ o decantarse por cualquier paquete turístico a disposición en la mayoría de agencias de viajes.

El pasaje de avión varía dependiendo de la época del año y de la compañía, pero siendo previsores se pueden encontrar vuelos desde 600 euros.

El pasaje de avión varía dependiendo de la época del año y de la compañía, pero siendo previsores se pueden encontrar vuelos desde 600 euros

Desde España no existen vuelos directos y las escalas suelen ser París, Londres o Frankfurt, en su mayoría. Una vez comprado el vuelo, es imprescindible pensar en el transporte interno. La recomendación es adquirir desde España un Japan Rail Pass (www.japanrailpass.net) que sirve para todas las líneas de tren JR, que son la mayoría y cubren prácticamente todas las ciudades japonesas. Se puede optar por bonos de una semana, dos o tres y los precios oscilan entre los 200 y los 450 euros.

Si, en cambio, se opta por un viaje a medida hay agencias que ofertan paquetes básicos de ocho días con guías de habla hispana desde poco más de 2.300 euros y aseguran una completa ruta por las principales ciudades japonesas. La organización territorial de Japón se establece en prefecturas, en total suman 47. Pero hay dos cuya visita se hace imprescindible para el viajero: Tokio y Kioto.

Tokio es la capital de Japón, además de ser su centro económico y cultural. Sus modernos rascacielos conviven con calles llenas de tiendas de lujo, los alrededores del Palacio Imperial y numerosos museos y templos. En Tokio se puede disfrutar de espectáculos tradicionales como el sumo o el teatro kabuki. Desde la capital se accede en tan sólo media hora en tren a centros como Yokohama, con su barrio chino o a Kamakura, donde destaca la estatua del Gran Buda de once metros de altura.

Otro destino muy interesante es Kioto, que fue capital del país a lo largo de un milenio, entre el año 794 y 1868, por lo que atesora el mejor patrimonio histórico japonés. Son numerosos los templos que se pueden visitar en esta ciudad, con sus famosos jardines. Desde Kioto, es oportuno acercarse a Nara y disfrutar de la tranquilidad y paz que ofrece su Parque. Además, al Sur de esta ciudad se encuentra el Camino de Peregrinación de Kumano, hermanado con el popular Camino de Santiago. Los amantes de la tecnología no deben perderse Osaka, considerada una ciudad futurista.

Para los que no dispongan de posibilidades para viajar a este país fascinante a caballo entre la tradición y la modernidad, siempre queda el consuelo de repasar la filmografía que ha retratado Japón, desde el clásico de Kurosawa ‘Los siete samurais’ hasta películas más actuales como ‘Lost in Traslation’ o ‘Memorias de una geisha’.

Diez consejos para viajar a Japón

Héctor García, un joven ingeniero alicantino, inmerso en la sociedad japonesa en los últimos tres años ofrece en su blog www.kirainet.comalgunos consejos de gran utilidad:

  • 1.-No preocuparse. “Aunque Japón es muy raro y muy diferente, los japoneses no os van a comer crudos como si de sushi se tratara”. Japón es uno de los países más seguros del mundo, tiene una red de comunicaciones impresionante que facilita el turismo, el país está repleto de señales y hay 127 millones de japoneses dispuestos a ayudarte en caso de que tuvieras algún problema. Ante todo Japón es un país ‘útil’ . Lo único que te tiene que preocupar al venir al Japón es el idioma japonés.
  • 2.-Comprar en Japan Rail Pass. A la hora de viajar se recomienda utilizar los trenes de la compañía JR (Japan Railways). La opción más barata es obtener un Japan Rail Pass que permitirá viajar con ‘tarifa plana’ usando cualquier tren de JR por todo el país. Este pase SÓLO se puede comprar fuera de Japón, así que pedid información en vuestra agencia de viajes favorita.

  • 3.-Enchufes. En Japón el sistema eléctrico funciona a 110V y 50Hz, y los enchufes son diferentes. “Mi consejo es mirar bien la letra pequeña del transformador del aparato que se traiga”. Si el transformador pone por ejemplo INPUT:100V-240V (Desde 100V hasta 240V) es un buen candidato para poder ser usado en Japón. Si pone solo INPUT:220V es un aparato que solo se puede usar en España, en ese caso hay que comprar un transformador que puede costar entre 20 ó 50 euros. En cuanto al enchufe se recomienda acudir a una tienda de electrónica y comprar un adaptador, que cuesta entre 200 y 500 yenes según el lugar.
  • 4.-Teléfono móvil e Internet. “Si queréis estar comunicados durante vuestro viaje por Japón podéis alquilar teléfonos móviles en el aeropuerto de Narita nada más llegar. Preguntad en información y os ayudarán amablemente a buscar el sitio de alquiler”. También se pueden alquilar tarjetas PHS para el ordenador portátil que darán acceso a Internet en cualquier lugar del país, dicen que con una tarjeta PHS te puedes conectar incluso en la cima del Monte Fuji.
  • 5.-Japonés y maneras. Se recomienda aprender a decir algunas palabras en japonés ‘Arigatou’ (Gracias), ‘Sumimasen’ (Perdone), etc., que los japoneses agradecerán. Conviene hacer una reverencia en señal de agradecimiento si alguien nos presta su ayuda durante el viaje.

  • 6.-Comprar aparatos electrónicos en Japón. Existe un mito de que los aparatos electrónicos en Japón son baratísimos. Puede que lo fueran en los años noventa cuando aún estábamos ‘globalizándonos’. Hoy en día los precios son muy similares a cualquier otro lugar de Europa e incluso algunas cosas son más caras aquí. Por ejemplo, los ordenadores portátiles son más baratos en España que en Japón. “Lo único que os recomendaría comprar en Japón son cámaras de fotos digitales que, debido a la gran competencia de marcas japonesas en el mercado local, se pueden conseguir en ocasiones entre 50 y 100 euros (dependiendo de los modelos) más baratas que en España”.
  • 7.-Alojamiento. “Podéis quedaros algunos días en un hotel tradicional japonés Ryokan, o en un hotel normal, en albergues juveniles etc.” Hay que seleccionar los lugares que se deseen visitar y enviar un email en inglés muy sencillo para hacer la reserva. En cuanto a los precios, en Tokyo menos de 10.000 yenes la noche es barato, fuera de Tokyo menos de 7000 es barato.
  • 8.-Ruta. La ruta básica sería: Tokyo, Nikko, Kamakura, Yokohama, Kyoto,Nara, que se podría ampliar con Okinawa, Hiroshima, Hokkaido, Osaka, Izu, Nagano, y cualquier otro lugar lejano a las grandes ciudades que se vayan ocurriendo.
  • 9.-DVD. No hay problema, en Japón utilizan la misma zona que en Europa. “Si no sabéis japonés, antes de comprar ningún DVD aseguraos de que vienen subtítulos en inglés”.
  • 10.-Varios. En Japón el tiempo cambia muy rápido: un día se puede ir con manga corta tranquilamente y el siguiente se necesita una chaquetilla. En verano hace un calor muy húmedo pero ponen el aire acondicionado muy fuerte en los lugares cerrados. “Suele llover mucho pero no os preocupéis porque este es el país con más paraguas del mundo per cápita, es muy fácil encontrarse uno tirado por la calle así que no desperdiciéis espacio en la maleta”.