La autopista de peaje AP-41 Madrid-Toledo entrará mañana en servicio

La nueva vía, con 71,5 kilómetros, permitirá unir ambas capitales en unos 30 minutos
Por mediatrader 28 de diciembre de 2006

Mañana, viernes día 29, entrará en servicio la nueva autopista de peaje AP-41 Madrid-Toledo, según informó el grupo que ha construido esta infraestructura y la explotará durante 36 años. La vía, de 71,5 kilómetros de longitud, ha supuesto una inversión de 440 millones de euros.

La carretera, promovida por un grupo en el que participan Isolux Corsán, Comsa, Azvi, Sando y Banco Espirito Santo, es la mayor de carácter privado que se acomete en la provincia de Toledo, infirmaron las citadas empresas. Esta vía, alternativa a la autovía A-42, permitirá unir la capital y Toledo en un tiempo de viaje de unos 30 minutos, el mismo que emplea el tren de Alta Velocidad (AVE) Madrid-Toledo inaugurado hace un año. Sus promotores creen que esta nueva autopista absorberá uno de cada cuatro vehículos del tráfico actual de la autovía, una de las que mayor intensidad registran con una media de unos 100.000 vehículos diarios en alguno de sus tramos.

Por lo que se refiere a los peajes, variarán entre los 0,50 euros de los tramos más cortos y los 6,20 euros de los trayectos más largos para vehículos ligeros en días laborables. Además, presentará una política de descuentos que puede alcanzar hasta el 50% para usuarios frecuentes, para fines de semana o para ciertos colectivos. Además, el tránsito será gratuito en horario nocturno de días laborales (entre la 1:00 y las 5:00 horas).

Esta autopista nace en la carretera de circunvalación de la M-40 de Madrid. Sus primeros 14,5 kilómetros pertenecen a la ya existente autopista R-5, mientras que el resto de recorrido (57 kilómetros) son de nueva construcción. Además, incluye la circunvalación de Toledo de la A-40, libre de peaje.