Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes

La «falta de cultura aseguradora» hace que muchos incidentes en vacaciones queden sin indemnizar

Los asegurados se quejan del diferente tratamiento indemnizatorio en caso de robo en la vivienda

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 20 agosto de 2003

Cuando nos vamos de vacaciones, esperamos que al regresar todo siga en su sitio. Sin embargo, en verano muchos cacos hacen su particular agosto desvalijando casas. Los seguros del hogar cubren este riesgo, aunque los suscriptores se quejan con cierta frecuencia del diferente tratamiento indemnizatorio de las compañías de seguros, que distinguen entre robo -cuando existe violencia-, expoliación -atraco con intimidación- y hurto -sin violencia, por ejemplo, entrar en una casa por una ventana abierta-.

Askel sostiene que esta diferenciación "es muy importante, pues si es hurto, el seguro no cubre muchos de los supuestos, con lo que un buen número de consumidores cree tener cubiertos determinados supuestos, cuando en realidad no es así".

En los seguros del hogar tampoco es infrecuente que se dé una situación de infraseguro, que consiste en declarar un valor menor que el real. Si un consumidor posee un mobiliario valorado en 24.000 euros pero en la póliza aparece tasado en la mitad, en caso de que los ladrones le limpien la casa la aseguradora pagará la mitad de la indemnización porque se había declarado la mitad de su valor.

La asociación de consumidores advierte además de que los seguros del hogar suelen incluir una cláusula de "deshabitación" por la que si ocurre alguna incidencia y el propietario ha permanecido fuera de su domicilio un tiempo determinado -según qué compañía puede ser de 4 a 30 días- podría perder el derecho a determinadas indemnizaciones, sobre todo por robo y daños causados por agua. En situaciones de ausencia prolongada se aconseja encomendar a algún familiar o amigo la visita periódica del hogar.

El viaje de vacaciones en muchos casos se realiza contratando todo el paquete con una agencia. Los contratiempos pueden ser de toda índole y comienza a ganar terreno la contratación de un seguro de viaje que cubra casi cualquier contingencia. Las agencias ofertan pólizas, pero son cerradas, es decir, tienen unas coberturas que no se pueden variar. Estos seguros suelen tener un precio equivalente al 3% del presupuesto del viaje, pero adolecen de supuestos excluidos y franquicias elevadas.

Si el viaje se efectúa en vehículo particular, el propietario debe conocer con precisión las cláusulas del seguro del coche, para no toparse tras un accidente con más sorpresas desagradables. Cuando el siniestro obliga a prolongar la estancia en un hotel, el consumidor debe tener en cuenta que esta cobertura suele tener unos límites económicos y temporales estrictos. Como quiera que el coste económico al que deberá hacer frente la aseguradora no suele ser muy elevado, el consumidor deberá hacer frente a la diferencia en el establecimiento.

Otra contingencia incluida en el seguro del coche es la asistencia médica, aunque Askel constata que suele ser motivo de conflicto el reembolso de los gastos médicos en el extranjero, además de que es habitual que en esta cobertura la franquicia sea tan elevada que en la práctica el consumidor deba abonar casi íntegramente la factura.

Cuando el asegurado ha sufrido lesiones, es imprescindible que acuda directamente a urgencias de un hospital, donde deberán facilitarle un parte médico. Asimismo, es conveniente contratar a un abogado para que reclame las indemnizaciones a las que se pueda tener derecho, pues, según Askel, "en algunas ocasiones la víctima no es informada de este derecho, y en otras es indemnizada a la baja".

En el caso de la cobertura sobre el vehículo, la mayor parte de las quejas de los asegurados se refieren a las discrepancias con las compañías por el remolque del coche, una cobertura que tiene "importantes limitaciones económicas y geográficas". Cuando se necesita una grúa, se recomienda llamar al teléfono que aparece en la póliza porque, en caso contrario, la compañía puede negarse al reembolso del gasto ocasionado.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto