Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes

La Mesa del Turismo afirma que los parques temáticos no serán rentables mientras no sean centros integrales

Sólo la inclusión en las instalaciones de hoteles, balnearios o pistas de tenis haría viable la inversión

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 30 marzo de 2003
Parece, según manifiestan los expertos, que los parques temáticos españoles tienen mucho riesgo. Por más que la mayoría de sus gestores lo niegue y esconda las estadísticas de los fracasos, lo cierto es que las montañas rusas capaces de hacer ver el mundo del revés o esos trenes desbocados esconden tras de sí algunas incertidumbres.

"Los parques temáticos nunca serán un gran negocio", confirma Antonio Peláez, quien, pese a gobernar la Isla Mágica que rodea el Guadalquivir, derrocha realismo y franqueza cuando habla de su sector. Aunque admite que los diez principales complejos del país pudieron superar el año pasado los 16 millones de visitantes e ingresar en conjunto un 40% más que en 2001 -600 millones de euros-, no atribuye estos progresos a la mejora de los resultados de cada uno, sino a la suma del público y caja de dos nuevas ofertas: Faunia y Warner Bros. Park, ambas en Madrid.

Fábricas de adrenalina

Todavía con olor a recién pintado en sus decorados de película, los promotores de esta última propuesta lúdica se han fijado en su segunda temporada dos objetivos, a cual más ambicioso: "divertir y ser rentables". Lo primero está en manos de Piolín, Bugs Bunny o el Pato Lucas. Lo segundo, en las del tiempo. Del meteorológico, como lo demuestra que el director de Warner cambie de humor en función de las previsiones para el fin de semana. Pero, sobre todo, del tiempo cronológico.

Si el público espera varias horas para montar en las enloquecidas cabinas "Twister", sus dueños deberán aguardar unos cuatro años hasta subirse al carro de los beneficios. Eso, siempre que el consejero de Obras Públicas de Madrid, Luis Eduardo Cortés, se aproxime más al plazo justo de amortización que el responsable de Isla Mágica, para quien "los quince primeros ejercicios son muy problemáticos". Sabe por experiencia que todos los que han copiado el concepto de ocio familiar que en 1995 atracó en Port Aventura "seguimos haciendo ajustes", dando vueltas a la cabeza para que no dejen de girar sus norias.

Porque montar una fábrica capaz de producir millones de litros de adrenalina diarios requiere inversiones que dan vértigo. Más que las atracciones prohibidas a los corazones delicados, y que vienen a costar seis millones de euros la unidad. Sólo un pico frente a los 360 que, por poner un ejemplo, se tragó la Terra Mítica en Benidorm.

Uno de los problemas de los parques temáticos está en que no pueden bajar la guardia ni un momento. Deben acometer continuas inversiones para convencer de que vuelva a un cliente que discrepa con el refranero en aquello de "más vale malo conocido que bueno por conocer".

"El lugar de moda es siempre el último y el que más se anuncia", confirma Juan Andrés Melián. En su agencia grancanaria, idea itinerarios "rarísimos" para complacer a unos jóvenes que, de viaje por la península, buscan antes que saltos de agua y rutas monumentales, sobresaltos y monumentales caídas.

Ni siquiera Dinópolis se quiere quedar en la prehistoria del ocio. El complejo paleontológico nacido para demostrar que Teruel también existía hace millones de años habilitará antes del verano cuatro nuevas sedes donde descubrir auténticas huellas de dinosaurios. Han costado tres millones de euros. No obstante, su responsable, Santiago Rodríguez -que, "al menos", consigue cubrir gastos-, puntualiza que, si uno no quiere quedarse en la ruina pero sí mostrar las del pasado, "la clave es medir muy bien dónde estás y la cantidad de público que tendrás". En su opinión, con 31.000 habitantes y unas carreteras para autos de choque, "habría sido descabellado plantear un Terra Mítica en Teruel".

Con todo, y sin querer transmitir dramatismo, la Mesa del Turismo sentencia que la bonanza no les visitará mientras no incluyan hoteles, campos de golf o balnearios propios. Port Aventura oferta desde hace un año mil camas y un parque acuático. Isla Mágica también estudia una nueva política: se acabó eso de que, por cada euro que el huésped gasta dentro, desembolse tres fuera. En adelante, el visitante pasará algo más que un buen rato en el parque. Varios días o las vacaciones completas, sin necesidad de salir.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto