Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes

La nueva terminal de Barajas se estrena con cancelaciones y retrasos

AENA duplica el número de autobuses entre las antiguas terminales y la T4 para evitar aglomeraciones

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 6 febrero de 2006
El estreno ayer de la nueva terminal (T-4) del aeropuerto de Barajas estuvo marcado por un sinfín de contrariedades que dejaron en tierra a decenas de pasajeros. La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, calificó los problemas registrados de "pequeñas incidencias".

Los mayores contratiempos se dieron cuando cayó la tensión eléctrica en dos líneas de mostradores de Iberia cuyo pasaje tuvo que ser atendido por otros, que se vieron desbordados. Álvarez pidió disculpas y "un poco de paciencia" a los viajeros y atribuyó los problemas a lo novedoso de las instalaciones.

"En las primeras semanas es normal que la gente se despiste y que se sucedan algunos problemas, pero la puesta en marcha ha ido razonablemente bien", dijo la ministra. Según explicó, Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) había reforzado los servicios de atención al viajero con hasta un centenar de efectivos.

Protestas de los usuarios

Poco antes de las 10:00 horas una batería que alimentaba a dos líneas de mostradores de Iberia en la T-4 falló y obligó a cientos de pasajeros a agolparse en los que quedaban operativos. Atendidos por muy poco personal, muchos vieron cómo se cerraba su vuelo sin poder hacer nada. Algunos fueron reubicados en otros aviones y muchos se quejaron a los empleados de atención al cliente.

También falló el nuevo sistema "inteligente" instalado en la terminal con capacidad para gestionar miles de bultos a alta velocidad, y algunos vuelos llegaron a su destino con la mitad del equipaje previsto. Iberia tuvo que retrasar algunos aviones. Las comunicaciones no fueron una excepción y durante todo el día el edificio satélite permaneció sin cobertura telefónica.

Asimismo, se registraron fallos en algunos ascensores, en las máquinas de pago en metálico de los aparcamientos y en muchos de los puestos de "autocheking" de Iberia repartidos por la T-4.

Más autobuses

Para evitar las aglomeraciones de ayer, AENA ha duplicado hoy el número de autobuses entre las antiguas terminales y la T4. Y es que el Metro sólo llega hasta las viejas instalaciones, por lo que los viajeros dependen de los autobuses gratuitos que AENA ha dispuesto para unir las antiguas terminales con la nueva. No obstante, dicho organismo advierte de que estos vehículos usan las carreteras públicas, de modo que no se descartan retrasos.

Desde el Ministerio de Fomento aconsejan a los pasajeros que tengan previsto utilizar la nueva terminal en los próximos días que acudan al aeropuerto con más tiempo de antelación del habitual para prevenir posibles incidencias y acostumbrarse a moverse por las nuevas instalaciones.

Indemnizaciones

Por su parte, la Federación de Consumidores en Acción (FACUA) ha pedido a Iberia que garantice "sin regateos" las indemnizaciones pertinentes a los usuarios afectados por la pérdida de vuelos durante el estreno de la nueva terminal. Asimismo, demanda a AENA que solucione inmediatamente los problemas organizativos que se han registrado.

A juicio de FACUA, la puesta en marcha de la T-4 es "muy positiva", tanto por la mejora en la calidad del servicio que traerá a los consumidores como por el empuje que supone para la economía española. No obstante, advierte de que la situación que han vivido numerosos pasajeros ha puesto de manifiesto la necesidad de analizar si es necesario aumentar la fluidez de los autobuses lanzaderas, mejorar la información en la terminal e introducir cambios en el sistema de recuperación de equipajes.

Pide además a Iberia que mejore la formación y coordinación del personal encargado de informar a los pasajeros, y, por último, espera que se investiguen las causas de los fallos eléctricos que retrasaron la facturación y provocaron averías en ascensores y escaleras, a lo que se ha sumado hoy un fallo en el panel que indica las horas de llegada de los vuelos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones