Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes

La rotura de una viga del AVE en Zaragoza retrasó el viaje de más de 4.000 personas

Los trenes tuvieron que ser desviados por trazados alternativos y cientos de viajeros tuvieron que ser transportados por carretera

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 14 agosto de 2006
La rotura de una de las vigas que se están colocando para cubrir las vías del tren a su paso por la capital aragonesa provocó retrasos en el viaje por ferrocarril de más de 4.000 personas. Afectó a los trenes que circulan por la línea Madrid-Zaragoza-Lérida y su ramal de enlace hasta Huesca. La rotura de la viga se produjo a las tres de la madrugada y obligó a interrumpir el tráfico ferroviario por ese tramo.

Los trenes fueron desviados por trazados alternativas, en concreto por la Ronda Sur zaragozana, para los trenes de ancho ibérico, y por el "by-pass" de ancho internacional que rodea la capital. Fueron numerosos los trenes que se vieron afectados por estos desvíos y cientos los viajeros que tuvieron que ser transportados por carretera, tanto desde Huesca como desde Zaragoza y Calatayud, según los destinos. No sólo se vieron afectados los recorridos en la línea del AVE sino también los que se realizan por la vía férrea convencional Madrid-Zaragoza-Barcelona.

Estas obras de cubrimiento de las líneas del tren las está realizando la Sociedad Zaragoza Alta Velocidad (ZAV). Su consejero delegado, José Luis Abad, destacó que la rotura de una viga de estas características es un hecho totalmente anormal y no quiso aventurar una hipótesis de las causas. A falta de que se determinen definitivamente, adelantó que se va a proceder a una revisión de todas las que se han colocado hasta el momento, por si el origen del problema estuviera en la calidad del material con el que están fabricadas.

La rotura de la viga se produjo a las tres de la madrugada del viernes y durante prácticamente todo el día se vio afectado el tráfico ferroviario. La viga que falló mide 44 metros y pesa unas noventa toneladas, envergadura que complicó los trabajos de retirada. Abad destacó que en el momento en el que se produjeron los hechos había en la zona unos veinte trabajadores y, según destacó, lo más importante es que ninguno fue alcanzado por el hundimiento.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones