Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Derechos y trámites burocráticos

Los domicilios del consumidor y la compañía demandada no coincidían y se creó un conflicto de competencias sobre quién debía resolver el litigio

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 30 junio de 2010

Unos consumidores compraron un billete de avión por Internet y la compañía canceló el vuelo. Presentaron una demanda contra la aerolínea en un juzgado de su lugar de residencia, Palma de Mallorca, pero el domicilio de la compañía era Barcelona y se planteó un conflicto de competencias entre ambos juzgados sobre quién debía resolver el litigio. El juzgado de Barcelona acudió al Tribunal Supremo para que resolviera el conflicto y se pronunciara sobre cuál era competente. El auto de este tribunal (sala de lo civil, sección 1ª), de 20 de abril de 2009, declaró la competencia territorial al juzgado de Palma de Mallorca, ya que era el lugar del domicilio de los consumidores.

En el litigio se debatía la ejecución de un contrato de adhesión, de Condiciones Generales de la contratación, consistente en el transporte aéreo de pasajeros. La parte demandante era el consumidor (adherente) y la parte demandada, la compañía aérea. Como el contrato se celebró a través de Internet, las ciudades de ambas partes no coincidían. El juicio, según la aerolínea, debía celebrarse en la ciudad condal. La sentencia concluyó que debía ser en Palma de Mallorca, en virtud de un fuero imperativo de competencia territorial (artículo 52.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil), especial para la protección de consumidores.

El Tribunal Supremo declaró que debería juzgarse en Palma de Mallorca, lugar de residencia de los consumidores

La finalidad del fuero especial de consumidores es proteger sus intereses mediante la aproximación del lugar del litigio a su domicilio, para facilitarle el proceso. En los contratos de consumo es habitual que las cantidades no sean muy elevadas. Si se obligase al consumidor a litigar en un fuero lejano, se ocultaría gravemente su derecho a la tutela judicial efectiva. "De facto" sería imposible y se vaciaría de contenido la norma procesal de protección del consumidor.

Recuerda también la sentencia que la Ley de Consumidores y Usuarios estipula como cláusula abusiva el pacto de sumisión expresa que no sea a favor del lugar del domicilio del propio consumidor, a la vez que reseña la imperatividad de estas normas de protección de consumidores.

Etiquetas:

sentencia viaje vuelo

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto