Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Ideas y consejos

Nueva Zelanda: recorrerse el país en autocaravana

Si se quiere ahorrar tiempo y dinero, la autocaravana es el mejor transporte para recorrer este paraíso de la naturaleza

img_nzelanda01p

La mera ubicación geográfica de un país en el otro extremo del globo terráqueo ya le confiere una especial curiosidad para visitarlo. Es lo que sucede con Nueva Zelanda. Nadie duda de que en dos islas, cuya extensión equivale a la mitad de España, se reúnen los elementos más fascinantes que proporciona la naturaleza: montañas majestuosas, volcanes aún en activo, profundos fiordos, playas exclusivas o tupidos bosques. Estos atractivos naturales son suficientes para poder elegir Nueva Zelanda como destino de vacaciones, sin embargo hay dos requerimientos imprescindibles para viajar hasta las antípodas: el tiempo y el dinero. Nueva Zelanda no se puede recorrer con prisa, por lo que al menos se precisa de un mes para visitarlo. Y si se tiene en cuenta que sólo el viaje puede durar más de un día entero, es de suponer que el pasaje de avión no es ni, mucho menos, económico. Aun así, hay fórmulas para evitar que el presupuesto se vaya de las manos.

Autocaravana: Ahorro de tiempo y dinero

/imgs/2007/03/nzelanda03.jpg

Realizar un viaje con tantos días de duración (se necesita un mes para disfrutar cómodamente de este destino) requiere disponer de un buen presupuesto, ya que el nivel de vida es similar al de España. La moneda de Nueva Zelanda es el dólar neozelandés, que en la actualidad equivale a 0,54 euros. La mayor parte de los gastos van destinados a las actividades turísticas y a la práctica de deportes de aventura, tan espectaculares en Nueva Zelanda. Y es que, si se decide visitar este país, no hay que tener reparos en invertir para sobrevolar en helicóptero los glaciares, realizar un crucero por los fiordos o visitar los pingüinos de ojos amarillos.

Por ello, una de las mejores opciones para contrarrestar estos obligados gastos es elegir la autocaravana como medio de transporte. Marta Colomer, maestra de educación infantil, y Jordi Rodríguez, ingeniero de obras públicas, decidieron viajar en autocaravana “por el gran ahorro económico y de tiempo que supone, además de por la absoluta sensación de libertad que otorga”. Según esta pareja catalana, la principal ventaja es no estar pendiente de un alojamiento, además de poder realizar acampadas solitarias junto a un lago, en primera línea de playa o frente a un glaciar. Si a esto se añade la seguridad que impera en todo el país, el viaje resulta cómodo y tranquilo. Además, la manutención también se hace más llevadera ya que la autocaravana dispone de todas las comodidades para no tener que gastar en restaurantes. Pero, sobre todo, se ahorra tiempo “porque no pierdes ni un segundo en buscar lugares para dormir”. Marta y Jordi invirtieron 25 días en recorrer las dos islas neozelandesas y es muy recomendable su relato, que se encuentra en www.viatgeaddictes.com y donde explican detalladamente su itinerario.

Un dato importante para conducir en Nueva Zelanda es que se necesita el permiso de conducir internacional, que se puede solicitar en cualquier oficina de la Dirección General de Tráfico. Ya con el permiso en la mano, el trámite de alquilar una autocaravana en Nueva Zelanda es sencillo, aunque hay muchas opciones. Por su experiencia, Héctor Arenós recomienda www.campervan.co.nz para tener una idea aproximada de lo que puede costar, aunque también hay que sumar un seguro a todo riesgo. Aunque encarezca el viaje, a la larga se pueden evitar experiencias desagradables como una avería o el pago de los desperfectos por atropellar a alguna oveja que campa a sus anchas por las carreteras neozelandesas, como aconsejar Héctor.
Viajar en autocaravana no significa que haya que acudir irremediablemente a un camping todos los días. De hecho, Marta y Jordi aseguran que “si se apura mucho, no haría falta utilizar ninguno”. No obstante, es conveniente consultar la cadena de campings Top 10 para tener localizadas estas instalaciones que cuentan con un elevado nivel en este país.

Asimismo, para los amantes extremos de la aventura, Héctor Arenós también recomienda un ‘rent a car’ con furgonetas con camas, estilo años 60 con un precio nada despreciable, desde 25 euros al día. Con cualquiera de los vehículos elegidos ya se puede comenzar a recorrer el país, informándose previamente de los lugares más recomendables en la página de Turismo de Nueva Zelanda. Las opciones son innumerables. Desde la región termal del centro de la Isla Norte, con barro burbujeante, hasta el Museo Nacional Te Papa, en Wellington, para aproximarse a la cultura moarí o acudir a la localidad de Queenstown en la Isla Sur, capital nacional de la aventura y donde nació el ‘bungy jumping’ (salto con cuerda). Los amantes del turismo de aventura, la naturaleza y el aire libre encontrarán en Nueva Zelanda su paraíso.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones