Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Ideas y consejos

Profesionalización en el sector turístico hostelero

Los expertos aseguran que el sector necesita profesionales mejor preparados para poder cubrir los puestos más básicos, atendidos muchas veces por personas inexpertas durante cortos periodos de tiempo

Camareros, recepcionistas, auxiliares… Son trabajos cada vez más demandados y, en muchas ocasiones, difíciles de cubrir por profesionales. Una dificultad que se creía superada en un país como el nuestro donde el turismo es uno de los principales motores de la economía. ¿A qué se debe, entonces, esta dificultad? La razón principal se encuentra en que no son tareas atractivas para los jóvenes que han estudiado Turismo y Hostelería, que desean acceder a puestos de mayor responsabilidad. Ante la falta de personal especializado, los puestos vacantes terminan generalmente en manos de personas sin formación específica (jóvenes estudiantes que desean ganar un dinero extra, inmigrantes recién llegados a España…), que tienen ganas de trabajar, pero con una preparación inadecuada para atender a la demanda de la cada vez más exigente clientela. Por este motivo, desde el sector turístico y hostelero se exige un cambio en la Formación Profesional orientada al Turismo, con la incorporación de estudios más técnicos y especializados.

Mayor especialización

No cabe duda de que los puestos de mayor responsabilidad, las plazas de gerencia y dirección del sector turístico español están en manos de personas altamente cualificadas, con una sólida formación. El problema aparece en los puestos intermedios y básicos, como plazas de recepcionistas, auxiliares, cocineros y ayudantes de cocina, camareros… ocupaciones muy necesarias en este sector y para las que tradicionalmente no se exigía una formación especializada. Estos puestos básicos suelen terminar siendo cubiertos por personas muy jóvenes, no especializadas, y que trabajan por periodos cortos de tiempo (para ganar un dinero extra durante el verano, para ayudarse en los estudios…), o por inmigrantes que se enfrentan a este tipo de trabajo por primera vez. Aunque no faltan las ganas por hacerlo bien, la escasez de preparación específica entre este colectivo es notoria. Un problema que los expertos quieren solventar para poder responder a las exigencias actuales del mercado.

El problema es que los puestos básicos suelen terminar siendo cubiertos por personas muy jóvenes, no especializadas, y que trabajan por periodos cortos de tiempo

En la actualidad, la actividad turística se guía por la obtención de resultados comerciales o económico-promocionales, por lo que el aspecto de la formación es esencial, tanto la de los futuros profesionales como la formación permanente de los profesionales ya en activo. Los expertos no dudan de que los recursos humanos son la base de una empresa (aún más en el caso de organizaciones dedicadas a la actividad turística) y no debe escatimarse en su preparación, que para poder alcanzar la calidad deseada debe oscilar entre los tres y cinco años. La Asociación Española de Directores de Hotel sugiere que en los centros de Formación Profesional se prepare al personal de base que asegure los distintos servicios, mientras que en las Escuelas Universitarias de Turismo y las Escuelas Superiores de Hostelería se forme a los alumnos para acceder a los puestos de mando intermedios y de dirección, de manera que sean siempre profesionales de la materia los que cubran la totalidad de los puestos de la actividad turística y hostelera en España.

Los expertos abogan por contar con trabajadores que posean una formación profesional específica que garantice la calidad de la prestación de su servicio. El camino para conseguirlo no es otro que un sistema educativo que integre los conocimientos necesarios para garantizar una mayor profesionalidad del sector, así como la puesta en marcha de centros de formación de los oficios turísticos. Porque sólo con una formación que garantice un buen nivel de preparación se alcanzará la excelencia en el servicio. Pero, además, hay que tener en cuenta que la actividad turística tiene una larga tradición en España, y un futuro prometedor, por lo que contar con la preparación adecuada es una inmejorable rampa de lanzamiento para el profesional, que podrá acceder a un mejor puesto de trabajo cuanto mejor sea su formación.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones