Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes

Ryanair demandará al Gobierno británico si en una semana no suaviza las medidas de seguridad en los aeropuertos

El Ministerio de Transporte dice que no tiene "intención de comprometer la seguridad" de las personas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 19 agosto de 2006
La aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair ha dado una semana de plazo al Gobierno del Reino Unido para que suavice las estrictas medidas de seguridad establecidas en los aeropuertos británicos. De lo contrario, presentará una demanda contra el Ejecutivo de Tony Blair.

La compañía aérea considera que no tiene sentido mantener las medidas implementadas tras la desarticulación del complot terrorista que pretendía hacer estallar aviones en pleno vuelo mediante la mezcla de distintos líquidos.

Michael O'Leary, director ejecutivo de Ryanair, ha pedido al ministro de Transporte, Douglas Alexander, que devuelva a la "normalidad" los controles de seguridad, según los requerimientos de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA).

Sin embargo, el Ministerio ha advertido de que no tiene "intención de comprometer la seguridad" de las personas, ni vislumbra un cambio de política "en los próximos siete días".

Si el Ejecutivo reajusta las medidas, que dificultan el funcionamiento de los aeródromos, la aerolínea "no reclamará la compensación a la que tiene derecho en virtud de la sección 93 de la Ley del Transporte de 2000", ha dicho Ryanair.

Pese a ello, el Gobierno ha sugerido que la empresa no podría presentar una demanda al amparo de esa normativa, dado que "las medidas de seguridad se imponen en virtud de la Ley de Seguridad en la Aviación Civil, de 1982".

A juicio de O'Leary, la reducción en un 20% del tamaño de la bolsa de mano que puede subirse a bordo no ofrece ninguna mejora en términos de seguridad, por lo que pide que se restablezca su tamaño anterior.

También quiere que se vuelva a la proporción "normal" de registros, una de cada cuatro personas -en lugar de una de cada dos-, y que el Gobierno británico garantice que, en caso de otra alerta terrorista, enviará a la Policía o al Ejército para colaborar en los registros.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones