Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Derechos y trámites burocráticos

Seguro Obligatorio de Viajeros

Su coste está incluido en el precio del billete con el objetivo de cubrir las lesiones ocurridas antes, durante y después de los viajes en transporte público

Indemnizaciones

El Seguro Obligatorio de Viajeros contempla indemnizaciones por muerte, invalidez permanente o incapacidad temporal del viajero. Sin embargo, estas indemnizaciones no alcanzan a todos los accidentes, sino que dependen del lugar en el que se produzcan. En este sentido, desde Transportes Alsa aseguran no entender cómo a pesar de que el Preámbulo del Real Decreto por el que se aprueba el Reglamento del SOV señala que dicho seguro fue implantado en España en 1928 como una medida más dentro de la política de desarrollo turístico, las personas que se desplacen desde el exterior a nuestro país no tienen cobertura, puesto que la protección alcanza únicamente a los viajes que tengan su origen en España. “Otra cuestión que podría resultar controvertida u objeto de polémica, habida cuenta de la tendencia a armonizar la normativa comunitaria, es el hecho de que los restantes países que conforman la UE no dispongan de un seguro similar, ya que esto significa que si la relación contractual entre la empresa transportista y el viajero se inicia en un país que no tiene obligación legal de disponer de este tipo de seguro, el pasajero no está cubierto”, agregan.

La condición anterior implica que la cobertura y, por tanto, la posibilidad de pedir una indemnización, no depende de la distancia, ni de la duración del viaje, ni siquiera de la edad del pasajero (la cobertura se extiende igualmente a los menores de edad que estén exentos del pago del billete), sino del país de origen del viaje. El hecho de que en España sea una obligación es una garantía para el pasajero, al que también cubre la asistencia sanitaria con un límite máximo de hasta 72 horas después del accidente, cuando se trata de lesiones que no requieren hospitalización, y diez días, cuando el asegurado tenga esta asistencia cubierta por otros seguros obligatorios.

En cuanto al baremo de las indemnizaciones, se distingue entre el fallecimiento (unos 36.000 euros) y las lesiones, tipificadas en catorce categorías diferentes, desde rotura de las articulaciones (1.200 euros), atrofia muscular (2.700 euros), luxación (3.600 euros), parálisis (4.500 euros), fractura pélvica (12.000 euros) o quemaduras (24.000 euros), hasta hemiplejia completa (30.000 euros) o la amputación de los miembros (42.000 euros). En el caso de Renfe, la compañía ferroviaria ha ampliado esta cobertura con un seguro de accidentes “para aquellos que sufran los viajeros en las estaciones de cercanías gestionadas por Renfe-Operadora, en los recintos de Autoexpreso, y para determinados colectivos que trabajan a bordo de los trenes. Asimismo se ha ampliado el ámbito territorial de la cobertura en el trayecto de regreso de trenes internacionales y el límite de prestación de asistencia sanitaria, entre otras mejoras”.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones