Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Derechos y trámites burocráticos

Sentencia: cuando llegaron a su destino de vacaciones el alojamiento no se ajustaba a lo contratado

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 4 abril de 2011
Img habitacion hotel Imagen: uggboy

Unos consumidores reservaron habitaciones en un hotel a través de una agencia de viajes, pero cuando llegaron al destino de vacaciones, el establecimiento no tenía disponibles las dos triples contratadas. Intentaron ponerse en contacto con la agencia y no lo consiguieron porque era sábado y el establecimiento había cerrado. Como no estaban de acuerdo con la alternativa que les ofrecía el hotel, buscaron uno nuevo donde se alojaron. El nuevo hotel era de cuatro estrellas y supuso un coste mayor en relación al contratado, de menor categoría. Fueron 551,30 euros, que reclamaron a la agencia de viajes.

La agencia de viajes debe responsabilizarse frente al cliente del correcto cumplimiento de los servicios contratados

Para el Tribunal Supremo, como señala la sentencia de la Audiencia Provincial de León (sección 2ª) de 28 de octubre de 2010, la responsabilidad contractual de las agencias de viajes, ya sea como mediadoras, detallistas o intermediarias, no se agota con la mera gestión y reserva del viaje. Está vinculada con el resultado final del mismo y devienen responsables de todo incumplimiento total o parcial. Los servicios de la agencia de viajes no se limitan a la reserva, sino que ha de garantizar al consumidor que se cumplen los objetivos en cuya consideración contrata y debe responsabilizarse frente al cliente del correcto cumplimiento de los servicios.

En este caso concreto, en la sentencia se señala que hubo un incumplimiento contractual de la agencia. Considera que no podía obligarse a los consumidores perjudicados a esperar hasta el lunes para obtener de la agencia una solución, más si cabe, cuando se dispone solo de dos semanas de vacaciones y se pretende descansar, no desplazarse con las maletas de un lado para otro. Estima la justicia que la solución buscada por el consumidor fue razonable, aunque el hotel elegido fuera de cuatro estrellas. No se puede obviar la premura de la búsqueda, así como que en julio, al ser uno de los meses de mayor afluencia turística, la oferta hotelera es mucho más reducida.

Puesto que la agencia no probó que el incumplimiento se debió a fuerza mayor, como alegó, se condenó al establecimiento a pagar 551,30 euros y las costas del proceso.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones