Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Compra

Comprar casa en el extranjero

Adquirir una segunda residencia fuera de nuestras fronteras con sello español es posible gracias a la expansión internacional de los principales grupos inmobiliarios

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 20 septiembre de 2007

Si está pensando en adquirir una segunda vivienda y los precios españoles le parecen demasiado altos, si busca una gran rentabilidad o simplemente está cansado de los destinos turísticos más habituales, quizás le interese comprar en el extranjero. La carrera de las inmobiliarias españolas por hacerse un hueco en el mercado internacional ha hecho que tener una casa en la costa marroquí, el Algarve portugués o los valles de Transilvania (Rumanía) se convierta en una realidad; por cierto, bastante asequible.

Mercados de largo recorrido

Para los que buscan las mejores posibilidades de inversión el mercado más atractivo es sin duda el de los antiguos países del Este. La ampliación de la Unión Europea en 2004 supuso el pistoletazo de salida para las inmobiliarias y hoy ya se pueden comprar viviendas de promotoras españolas en pleno centro de Budapest por 1.500 euros el metro cuadrado. Además de Hungría, los inversores se decantan por destinos como Polonia, la República Checa y, recientemente, Bulgaria y Rumanía, dos países que han despertado mucho interés desde su entrada en la Unión Europea en enero de este año.

Además de las grandes urbes como París, Milán, Roma o Lyón, las promotoras españolas apuestan por la vivienda vacacional en la Bretaña francesa, la Costa Azul o las costas de Mar Adriático

Hoy la mayoría de las inmobiliarias se han posicionado en la región, que en los últimos diez años ha pasado de tener un mercado inmobiliario casi inexistente a un panorama floreciente y con muchas posibilidades de crecimiento, con precios por metro cuadrado por debajo de los 1.100 euros. Su principal ventaja es que no hace falta hacer una inversión excesiva para obtener una rentabilidad de hasta el 15% anual, impensable en Europa Occidental en el momento actual.

Otros mercados menos florecientes, pero que ofrecen una mayor estabilidad y seguridad que el de los nuevos países de la Unión Europea, son los de Francia e Italia. Además de las grandes urbes como París, Milán, Roma o Lyón, las promotoras españolas apuestan por la vivienda vacacional en la Bretaña francesa, la Costa Azul o las costas de Mar Adriático.

Al otro lado del ‘charco’

Pero la expansión internacional de las empresas nacionales no termina en Europa. A miles de kilómetros de distancia se encuentra otro de los mercados emergentes: Iberoamérica, la gran protagonista entre los expositores extranjeros que se dieron cita en la última edición del Salón Inmobiliario de Madrid. Países como Panamá, Argentina, Uruguay y, sobre todo, México, han dejado de ser sólo destinos turísticos para los españoles y se sitúan ahora entre los nuevos atractivos para comprar una segunda vivienda. Una tendencia que ha hecho que varios grupos españoles se hayan posicionado como los principales inversores en estos mercados. Es el caso de Martinsa-Fadesa, que entró en México en julio de 2006 y que desarrolla en el estado de la Baja California el mayor complejo turístico de su trayectoria, un resort compuesto por más de 6.500 viviendas.

El valor añadido de estos lugares se encuentra generalmente en su condición de destinos exóticos, con complejos turísticos de primer orden como Cancún (México) y balnearios -caso de Punta del Este (Uruguay)- figurando como atractivos de sus promociones. Un poco más al norte, y a pesar de la crisis hipotecaria por la que atraviesa, Estados Unidos también empieza a posicionarse como un destino preferencial para los grandes grupos inmobiliarios, que ya construyen viviendas en las costas de Florida.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones