Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda

El BCE alerta del creciente endeudamiento hipotecario y del exceso de liquidez

Las palabras del presidente de la entidad dejan entrever una nueva subida de tipos próximamente

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 3 febrero de 2006
El gobernador del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, anunció ayer, tras la decisión del órgano que preside de mantener los tipos de interés en el 2,25%, que mantendrá la «vigilancia» sobre la inflación y advirtió del riesgo del creciente endeudamiento hipotecario y del exceso de liquidez.

Trichet señaló al petróleo y los desequilibrios globales como dos de los principales riesgos para el crecimiento económico. No obstante, "se mantienen las condiciones para este crecimiento", señaló en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobernadores del BCE. "Mantendremos la vigilancia para asegurar el sólido anclaje de las expectativas de inflación a largo plazo en niveles compatibles con la estabilidad de precios", apuntó.

El banquero francés constató que la inflación de la zona euro en 2005 se situó en el 2,2%, después de una mejora en diciembre en tasa interanual de una décima con respecto a noviembre, y de tres décimas con respecto a octubre. Pese a esta mayor contención de precios, "la inflación anual podría aumentar de alguna manera" debido a "los precios de la energía y a algunos efectos de base".

La actividad económica de la zona euro, recordó, empezó a fortalecerse en el segundo semestre de 2005 y "da la impresión de que este proceso continúa", ya que "persisten las condiciones para que el crecimiento económico se mantenga en los próximos meses".

Controlar la vivienda

El gobernador también advirtió de que no dejan de aumentar los préstamos en el sector privado. "Los préstamos hipotecarios son especialmente grandes, lo que muestra la necesidad de controlar el comportamiento del mercado de la vivienda", ya que "el aumento de los créditos en un contexto de gran liquidez supone un riesgo para la estabilidad de precios".

En una rara e inédita muestra de transparencia informativa, Jean Claude Trichet, admitió que las expectativas de los mercados financieros, que especulan con una subida de los tipos de interés en marzo, son "razonables". El impacto de la nueva subida del petróleo y el elevado volumen de los créditos hipotecarios son algunas de las causas que pueden motivar un repunte de la inflación.

El aumento de los créditos en un contexto de gran liquidez supone un riesgo para la estabilidad de precios, según Trichet

Tricher reiteró las declaraciones formuladas hace un mes, cuando insinuó que el Banco está preparado para actuar en cualquier momento. Ahora ha sido más explicito y no deja lugar a dudas sobre el próximo movimiento, que posiblemente será anunciado el primer jueves del mes de marzo.

"El Banco subirá los tipos si es necesario, pero no está dispuesto a hacerlo todos los meses", insistió, al recordar que el BCE no desea llevar a cabo un etapa de sucesivas alzas de los tipos, como lo ha hecho la Reserva Federal. "Hoy no hemos subido los tipos porque estamos a la espera de nuevos datos", añadió, al justificar la decisión de mantener el precio oficial del dinero en un 2,25%.

Previsiones de los analistas

La decisión coincidió con las previsiones de los analistas, que no esperaban subidas en el precio del dinero hasta la reunión de marzo y que prevén que el banco central aplique durante el año algún otro incremento. La Reserva Federal (Fed) elevó los tipos el martes hasta el 4,5%, el mismo nivel en el que los sitúa el Banco de Inglaterra, que se reúne la semana que viene.

El analista de Caja Madrid Juan Antonio Cabrera espera que el BCE suba el precio del dinero en su reunión de marzo y considera que el mercado no hubiera estado preparado para una subida de tipos en la reunión de hoy. Cabrera calcula que los tipos subirán hasta el 2,5%, pese a que no ve descartable un aumento hasta el 2,75%.

Por otro lado, una encuesta realizada por Dow Jones Newswires entre 48 economistas mostró que 43 de ellos esperaban la decisión adoptada ayer, al tiempo que 46 pronostican una subida en la reunión de marzo.

La decisión del BCE no ha tenido un efecto significativo sobre la cotización del euro frente al dólar. La divisa europea se cambiaba a 1,2066 dólares, ligeramente por debajo de los 1,2069 dólares marcados antes de la reunión, pero por encima de los 1,2057 dólares de ayer.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones