Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda

El BCE lanza una advertencia sobre los altos precios en los mercados inmobiliarios de algunos países de la eurozona

Aunque no los cita, el instituto monetario se refiere a los casos de países como España, Holanda, Irlanda e Italia

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 19 enero de 2006
Resulta necesario vigilar la evolución de los precios en los mercados inmobiliarios de algunos países de la zona euro, según advirtió hoy el Banco Central Europeo (BCE). Ante el aumento en la concesión de los préstamos hipotecarios, el BCE aseguró que "es necesario realizar un atento seguimiento de la evolución de los precios en los mercados inmobiliarios". Aunque no citó países concretos, el instituto monetario alude a los precios inmobiliarios de países como España, Holanda, Irlanda e Italia.

El BCE dijo en su boletín mensual de enero, publicado hoy, que "la liquidez en la zona del euro sigue siendo holgada de acuerdo con todos los indicadores fiables". "El intenso crecimiento monetario y del crédito en un entorno de abundancia de liquidez en la zona del euro apunta a riesgos al alza para la estabilidad de precios a medio y a largo plazo", aseguró el instituto de crédito europeo, que subrayó que su política monetaria es acomodaticia, pero hizo hincapié en que vigilará muy atentamente todos los riesgos para la estabilidad de precios.

Una vez más, el BCE recordó que en la zona euro "los tipos de interés continúan en niveles históricamente bajos en todos los plazos, tanto en términos nominales como reales". El consejo de gobierno del BCE subió el precio del dinero, el pasado diciembre, en 25 puntos básicos hasta el actual 2,25%, y según las expectativas de los analistas no los volverá a subir antes de marzo.

"Sigue siendo esencial mantener las expectativas de inflación a medio y largo plazo de la zona del euro firmemente ancladas en niveles compatibles con la estabilidad de precios", según el BCE. Ello es un "requisito indispensable para que la política monetaria pueda contribuir al crecimiento económico y a la creación de empleo".

El BCE se mostró optimista frente a las perspectivas de crecimiento de los doce países del euro y afirmó que, pese a la influencia de los elevados precios del petróleo, en los primeros meses de 2006 se mantendrá la expansión de la actividad económica del cuarto trimestre del 2005. A pesar de esta mejora, el bajo grado de confianza de los consumidores de la zona del euro es uno de los riesgos a la baja que el BCE menciona para las perspectivas de crecimiento económico, así como la volatilidad, el elevado nivel de los precios del petróleo y la preocupación acerca de los desequilibrios financieros globales.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones