Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda

El Consejo Económico y Social insta al Gobierno a mantener las actuales deducciones a la compra de vivienda

Considera que el sistema actual es más beneficioso para los jóvenes y los ciudadanos con rentas más bajas que el propuesto por Economía

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 3 marzo de 2006
Los sindicatos y consumidores presentes en el Consejo Económico y Social (CES) sacaron adelante ayer un dictamen muy crítico con el proyecto de reforma fiscal que prepara el Gobierno. El organismo consultivo instó al Ejecutivo a mantener el presente régimen de deducciones a la compra de vivienda. El sistema actual, a su juicio, es más beneficioso para los jóvenes y los ciudadanos con rentas más bajas que el propuesto por el Ministerio de Economía.

El departamento que dirige Pedro Solbes planea unificar en el 15% la deducción al pago de la casa, con un límite de 9.000 euros. De esta manera, desaparecería el mejor tratamiento de los dos primeros años, con el actual 25% para los primeros 4.507 euros y el 20% para el resto hasta los 9.015 euros. El CES considera que el Ministerio no debe alterar el sistema actual hasta que no aborde una reforma "en profundidad" de la fiscalidad de la vivienda.

Entre otros cambios, el documento insta al Gobierno a ampliar a los inquilinos las ayudas fiscales previstas para los propietarios de pisos en alquiler, una posibilidad que Economía contempló en un principio. "Sería costosísimo, porque hay muchos más arrendatarios que arrendadores", argumentó Hacienda cuando decidió excluir la medida del anteproyecto. Y por eso se apostó por incentivar ese mercado con ayudas fiscales para aumentar la oferta y abaratar los precios.

Inflación

El dictamen cuestiona que la reforma se haya impulsado sin mediar el "necesario" debate social. También critica al Gobierno por no haber explicado el método empleado para calcular que los cambios restarán 3.612 millones de recaudación. Esta cifra, añade el documento, ha de ser acogida con cautela, ya que se basa en datos del ejercicio 2003. El organismo lamenta que el Ejecutivo sólo le haya dado diez días para analizar el proyecto, y se queja de que ningún representante del Ministerio haya comparecido para explicarlo.

En cuanto al contenido de la reforma, el CES advierte de que la inflación puede "mermar" los beneficios para los contribuyentes del IRPF. Así, indica el texto, se perderá poder adquisitivo al subir los precios y no actualizarse los topes que determinan a qué tipo se tributa. Además, considera que el nuevo tratamiento de los productos del ahorro -tributarán todos al 18%- precisa de una "reflexión más profunda" con los agentes sociales, y lamenta que no se elimine la doble imposición a los dividendos accionariales.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones