Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda

El Gobierno afirma que el Código Técnico de la Edificación generará ahorros de energía de entre el 30% y el 40% en cada edificio

Vivienda calcula que la norma encarecerá un 1% el precio de las casas, aunque el sobrecoste se amortizará en cinco años

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 18 marzo de 2006
El Consejo de Ministros aprobó ayer el Código Técnico de la Edificación (CTE). Se trata de un compendio actualizado de normas de los últimos 30 años que generará ahorros de energía de entre el 30% y el 40% en cada edificio, afirmó la ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo. El CTE impone unas exigencias mínimas de construcción, seguridad, calidad de los materiales y habitabilidad para todos los pisos que se construyan o rehabiliten desde su aprobación. Una base que podrá ser ampliada después por las comunidades autónomas. Trujillo reconoció que los requerimientos del código encarecerán las casas alrededor de un 1%, aunque el sobrecoste podrá ser amortizado en apenas cinco años gracias al ahorro de energía.

Para controlar el cumplimiento de la norma, el Gobierno ha aprobado también la creación del Consejo para la Sostenibilidad, Innovación y Calidad de la Edificación (CSICE), así como el Registro General del Código Técnico de la Edificación. Estos órganos servirán para actualizar el CTE cuando sea preciso y para controlar y evaluar su aplicación.

Aunque el CTE es un profuso texto muy técnico de más de 1.000 páginas destinado a los profesionales (arquitectos, aparejadores, promotores y constructores), algunas de sus consecuencias serán apreciables a simple vista por los ciudadanos. La más evidente, la que afecta a su economía. La ministra calcula que el incremento por las nuevas exigencias no superará el 1% del precio de la vivienda. En concreto, el 0,98% en el caso de los pisos aislados -chalés- y el 0,7% en el de las viviendas en bloque.

Una de las novedades más importantes es la obligación de instalar paneles solares en todos los edificios nuevos. Tecnologías que se encargarán del suministro de entre un 30% y un 70% de las necesidades de agua caliente sanitaria, incluida la de las piscinas cubiertas.

En las casas, los paneles proporcionarán calor, y en las grandes edificaciones (más de 4.000 metros cuadrados), electricidad a través de un sistema fotovoltaico. Esto, apuntó Trujillo, reducirá las emisiones de CO2 por consumo de energía en hasta un 55%.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones