Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Compra

He cumplido los 45, ¿qué hipoteca puedo contratar?

Los interesados deben limitarse a los créditos relacionados con los tipos de interés fijo, cuya amortización no supere los 30 años

Img casas Imagen: hireen

Si en estos momentos de crisis económica la concesión de cualquier crédito por parte de bancos y cajas es muy complicada, aún lo es más cuando el préstamo es hipotecario y el titular ha cumplido 45 años. La razón es que estas entidades no pueden proporcionar plazos de amortización muy largos y los interesados tienen que contratar hipotecas por menos años, 25 o 30 como máximo. Esta limitación supone que la cuota mensual es mayor, respecto a la misma hipoteca firmada por 40 años -las más demandadas en la actualidad-, siempre que se disponga del 20% del precio de la casa. Es decir, ninguna entidad concede ya créditos hipotecarios al 100%, sino que el límite para primeras hipotecas es el 80%.

¿Qué tipo de hipoteca conviene elegir?

Es habitual limitar la hipoteca a entre un 55% y un 80% del valor de tasación para anticiparla con mayor rapidez

Los mayores de 45 años tienen más limitadas sus posibilidades de acceder a un producto hipotecario debido a su edad, ya que contratar una hipoteca a 40 años supondría amortizar el préstamo con cerca de 90 y las entidades no están en condiciones de incurrir en este riesgo, salvo que se constituya como una hipoteca hereditaria. Por todo ello, su concesión no está tan extendida como las dirigidas a jóvenes o menores de 40 años y los usuarios que hayan rebasado estas edades deben tener muy claro qué producto seleccionar para adquirir su nueva vivienda y amortizarla antes de los 70 años. Las siguientes son características fundamentales del producto:

  • Está dirigido a un plazo de amortización lo más corto posible, que en cualquier caso nunca debe rebasar los 30 años.
  • En general, está referenciado a un tipo de interés fijo que evita sorpresas negativas en la cuota que se deba afrontar todos los meses.
  • Se pueden obtener bonificaciones en su contratación, aunque muy pequeñas, por el mero hecho de domiciliar las nóminas o contratar otra serie de productos financieros con el banco o caja de ahorros.
  • Conviene acceder a una parte de la financiación del coste de la nueva vivienda, nunca a la totalidad del importe.
  • Las ofertas hipotecarias están más limitadas y, por tanto, habrá que seleccionar un buen producto que cumpla con las expectativas.
  • Se puede optar por las hipotecas hereditarias, pero no es una estrategia madura en el mercado español, ya que puede perjudicar a los descendientes.
  • En el caso de que se pueda elegir, la solución adecuada consistiría en contratar hipotecas de corta duración, de 5 a 15 años de amortización como máximo, para llegar a la jubilación con el piso pagado.
  • A partir de 55 años será mucho más difícil acceder a una vía de financiación para la vivienda, salvo que se contrate un préstamo particular o preconcedido.

Paginación dentro de este contenido


RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones