Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Compra

Invertir en vivienda, ¿una buena idea?

Los expertos estiman que la inversión en vivienda ha dejado de ser la alternativa más rentable a la que pueden acceder los ahorradores españoles

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 6 febrero de 2007

Invertir en vivienda ha dejado de ser tan sencillo como aparentemente lo era hace unos años. Los incrementos superiores al 15% que experimentaron los precios de los pisos han pasado a la historia y, de hecho, en algunas provincias españolas los precios han comenzado a bajar. Ahora, encontrar inmuebles con los que conseguir revalorizaciones fuertes y rápidas es mucho más difícil. En vender un piso se tarda una media de ocho meses. Si a este tiempo se le suman los importantes gastos de notaría, registro e impuestos, se deduce que invertir ahora en vivienda, salvo excepciones, ha dejado de ser una misión fácil y muy rentable.

Desaceleración de los precios

/imgs/2006/09/invertirvivienda02d.jpg

Los precios de la vivienda nueva en España acumulan una revalorización del 130% desde 1996. No obstante, ya son muchas las instituciones que comienzan a advertir de una sobrevaloración preocupante. Desde la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) consideran que los precios no reflejan el verdadero valor de los pisos, sino que están claramente ‘hinchados’. De hecho, en el último año ya ha comenzado a notarse la desaceleración. En el conjunto de 2006, los precios de la vivienda nueva subieron en España un 9,1%, porcentaje que contrasta con las subidas del 12,7% de 2005, del 17,2% de 2004 o del 18,5% de 2003, según datos del Ministerio de la Vivienda. En particular, el precio de la vivienda libre en España subió el 9,1% en 2006, lo que supone una desaceleración de 3,7 puntos respecto al ejercicio anterior, el precio de la vivienda libre en España subió el 9,1% en 2006, lo que supone una desaceleración de 3,7 puntos respecto al ejercicio anterior y la menor tasa de crecimiento desde el año 2000. Respecto al tercer trimestre de 2006, el encarecimiento de la vivienda se redujo en siete décimas, lo que confirma la tendencia de desaceleración del mercado. De esta manera, el precio medio de la vivienda libre en España se situó al cierre del año en 1.990,5 euros por metro cuadrado.

Gonzalo Bernardos, profesor de Economía de la Universidad de Barcelona, estima que en muchos casos la sobreoferta justifica la desaceleración que ya se nota en el mercado de la vivienda en España. “Ahora es muy frecuente encontrar edificios terminados y vacíos”, añade.

Con esta coyuntura, recurrir al mercado de la vivienda como forma de inversión es una alternativa mucho más difícil. En la actualidad, los expertos aseguran que cada vez son menos las zonas donde se esperan fuertes revalorizaciones. Aun así, todavía existen. José Luis Estevas Guilmain, presidente de Sociedad de Tasación, cree que seguirán revalorizándose los “pisos céntricos de las grandes capitales de provincia”. “Los pisos situados en el centro de las grandes ciudades nunca bajan de precio”, asegura. En cuanto a comunidades autónomas, valora el atractivo que todavía presentan zonas con atractivos culturales y provincias que se beneficiarán de grandes desarrollos de infraestructuras.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones